Finalmente, no hubo prórroga, ni cambio de alícuota, ni morigeración. El Gobierno de Alberto Fernández terminó de reglamentar las modificaciones al Decreto 1212 hechas por Mauricio Macri en abril del año pasado y que están vigentes desde el 1 de enero, cuando venció la prórroga en su implementación que había hecho el gobierno anterior. La resolución, publicada hoy en el Boletín Oficial, encendió todas las alarmas en los clubes, AFA y Superliga, ya que golpea de lleno en las delicadas economías de las instituciones deportivas.

En abril del año pasado, el gobierno del Mauricio Macri decidió modificar el decreto 1212 firmado por Eduardo Duhalde y Alberto Abad en 2003, que establece un régimen especial de aportes personales de los futbolistas y contribuciones patronales de los clubes al Estado. Lo hizo mediante otro decreto (231/2019) que justificaba la modificación en que “cambió radicalmente el negocio del futbol desde 2003 y que el beneficio tal como estaba genera un desfinanciamiento al régimen de seguridad social en detrimento del Estado”

Por gestión de AFA, ese cambio no llegó a entrar en vigencia. En agosto del año pasado (en plena campaña presidencial), Macri decidió dar marcha atrás y tener un “gesto” con el fútbol prorrogando por 6 meses la puesta en marcha de las modificaciones al decreto 1212. La medida trajo alivio a los clubes ya que pateaba todo hasta el 1 de enero de 2020. Con el correr de los meses y con el triunfo de Alberto Fernández, los clubes sintieron alivio, ya que entendían que el nuevo gobierno no iba a buscar asfixiarlos como intentó tantas veces el anterior. Es más, en la reunión que mantuvo el presidente de AFA, Claudio Tapia, con el presidente Alberto Fernández en Casa de Gobierno a 5 días de haber asumido, se trató el tema del 1212. En esa oportunidad, el Presidente de la Nación se comprometió a evaluar cambios al decreto de Macri para que el golpe a los clubes no sea tan violento.

Sin embargo, desde AFIP avanzaron con los cambios. A fines de diciembre, llegó al escritorio Marco Del Pont una resolución que prorrogaba por otros 90 días la entrada en vigencia de los cambios y que fue anticipada por Doble Amarilla. Ya tenía el OK desde Jefatura de Gabinete. Sin embargo, la titular de AFIP se negó a firmarla porque consideraba que, si bien había que reveer los cambios, no podía haber un marcha atrás total. Lo curioso es que, finalmente por decisión de Del Pont, no hubo prórroga y, automáticamente, el primer día de 2020 los cambios ideados por Macri entraron en vigencia.

Como enero es un mes raro para los clubes ya que mezcla vacaciones, con pretemporada y con arranque de torneo, recién la semana pasada muchas instituciones de Superliga sintieron el impacto cuando se enteraron que se les iba a retener un 0,25% más de los que les tocaba en el reparto de lo que genera los ingresos de TV y un 7,25% por sponsoreo. A fines de la semana pasada, hubo muchos llamados desde las gerencias de los clubes de Primera a Puerto Madero para que les especifiquen sobre los descuentos. 

“Los cambios al decreto van a estar vigentes enero y febrero, pero el Gobierno va a trabajar para suavizarlo y en marzo volver a un régimen similar al anterior”, se ilusionaban algunos presidentes este fin de semana luego de hablar con alguien que dice ser interlocutor del ejecutivo en temas relacionados con el fútbol. Sin embargo, esta mañana el Gobierno les dio un cachetazo a esas ilusiones. Mediante la resolución 4670/2020, publicada hoy en el Boletín Oficial, la AFIP reglamentó y puso en total vigencia el decreto 231 de Macri con todas las desventajas que le genera a los clubes.

 

¿Cuáles son los principales cambios y el impacto en los clubes?

Entre los cambios, el primero es que se eleva a 7,25% la alícuota que abonaban los clubes sobre venta de entradas, transferencias de jugadores y derechos de televisación. Técnicamente, para llegar al nuevo número de 7,25%, lo hace en dos tramos. Primero, modifica la alícuota en 0,25% elevándola de 6,5% a 6,75%, pero luego mantiene un 0,5% extra que ya se cobraba destinado a hacer frente a la deuda que los clubes mantienen con el Estado y que se estima hoy en cerca de $4.000 millones. 

El impacto de la modificación del 1212 golpea de lleno en clubes, AFA y Superliga (aunque SAF casi no retiene ingresos y lo reparte a los clubes) porque, además de cambiarse la alícuota, se amplió la base de recaudación. Hasta ahora, el Gobierno tributa impuestos sobre tres ítems con los que el fútbol recauda dinero: la venta de entradas, los ingresos por los derechos de tv y por las ventas de jugadores. Pero el decreto de marzo amplía la base de recaudación e incluye a la AFA y a la Superliga, lo que al final termina perjudicando a los clubes y a las arcas de la casa madre del fútbol argentino. 

Según la normativa que hoy se reglamentó, todos los sponsoreos de los seleccionados argentinos serán alcanzados en la retención. También esta alcanzada la venta de entradas de la Selección Nacional, sea para partidos amistosos o por eliminatorias. En cuanto al sponsoreo, lo mismo ocurre con los patrocinios de la Superliga, por ejemplo, el contrato del main sponsor de la SAF. Ahora, 7,25% de ese contrato irá a parar directamente al Estado, por los que los clubes (principales beneficiarios de ese vínculo comercial) recibirán menos dinero mes a mes. Para ponerlo en números, hay que decir que hoy Superliga reparte $5.900 millones al año por el contrato de TV. Ahora, el Estado le retendrá un 0,25% extra sobre ese monto. Pero, además, reparte unos $600 millones en sponsoreo que antes no tenían retención y ahora deberá girar al Estado 7,25% de ese monto. 

El impacto en los clubes es doble. Por un lado, reciben menos por parte de Superliga, pero también deberán pagar por los contratos de sponsoreo que tiene cada institución.

Otro punto central que golpea a los clubes en general, a AFA y a Superliga tiene que ver con los empleados en relación de dependencia. Hoy las instituciones retienen de sus empleados un 14% de seguridad social y realizan un 17% de aportes patronales. Sin embargo, ahora las contribuciones quedan excluidas de este régimen, por lo que mes a mes los clubes deberán girar el 14% de la masa salarial al Estado. Esto significa un golpe fuerte principalmente para las instituciones con una plantilla de empleados grande. Algunos clubes advirtieron durante estos meses que esta medida puede golpear de lleno en las actividades menos lucrativas y podrían provocar su cierre.

A otros que afecta el decreto es a los colegios que funcionan en los clubes, ya que quedan directamente excluidos del beneficio que les otorgaba el decreto 1212. “Se encuentran excluidos del presente régimen los siguientes conceptos….Aportes y contribuciones a la seguridad social correspondientes al personal afectado a los Institutos Educativos dependientes de las entidades mencionadas en el artículo 1°”, dice el texto que hoy fue ratificado. Cabe aclarar que los clubes de Provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba ya no tenían este beneficio porque el aporte lo hacen a cajas provinciales, pero por ejemplo, sí afecta a los de la Ciudad de Buenos Aires o Mendoza.

Otro detalle es que también pagarán los “abonos” que antes estaban excluidos. En el decreto original, se hablaba de la venta de entradas. Pero la realidad es que hoy los clubes grandes prácticamente no venden entradas sino que tienen gran parte de su aforo mediante abonos. La nueva normativa específica que se incluye también a esta recaudación.

Según los cálculos hechos desde el fútbol, el impacto de la medida es de unos $500 millones para los clubes de Superliga, golpeando más duro a los que tienen más empleados. En tanto, la medida también generaría una merma en la caja de AFA (en torno a los $200 millones por año), lo que termina impactando también a las categorías de ascenso.

En AFA, siguen atentos desde hace meses el tema por el golpe que significa. En los próximos días, seguramente, se insistirá ante el Presidente de la Nación para que, tal como se comprometió, revea la decisión tomada por Macri y que, ahora desde su gobierno, terminan por ratificar. Seguramente en la reunión de Comité Ejecutivo de Superliga de este miércoles, el tema también estará sobre la mesa.

 

Resolución General 4670/2020 by Política Argentina on Scribd