Debido a la presión social de un grupo de socios autoconvocados, la dirigencia de Ferro Carril Oeste tuvo que dar explicaciones de cómo es el acuerdo con Christian Bragarnik, el empresario argentino que tomará las riendas deportivas de club.

En Caballito sigue la polémica por cuál será el rol que tomará la empresa Score Fútbol en las decisiones deportivas. Y es que, tal como contó Doble Amarilla, la directiva verdolaga apunta a delegar el manejo del fútbol a Bragarnik.

El problema es que aún no hay demasiadas precisiones de cuál será su rol, salvo por algunas declaraciones de Daniel Pandolfi en Ferroweb, donde habló de un convenio que también involucra Divisiones Inferiores, entre otros puntos. También allí advirtió que no se trata de un “gerenciamiento”, sino más bien de un “asesoramiento”.

Ante esto, socios autoconvocados de Ferro publicaron un escrito en las redes sociales bajo el hashtag “#Transparencia”. Allí, expresaron que están “preocupados por la gestión del fútbol profesional de nuestra institución”, y que por ello exigen que “se informe con claridad y transparencia sobre los alcances completos de un eventual acuerdo de gerenciamiento y/o colaboración con el empresario Christian Bragarnik”.

“Sin que se conozca si efectivamente hay un vínculo, el club informó oficialmente la incorporación de una serie de futbolistas públicamente vinculados al mencionado empresario”, agregaron. Además, también preguntaron por qué el plantel profesional contrató un predio para realizar la pretemporada, siendo que ya se cuenta con el predio de Pontevedra.

Ferro Carril Oeste on Twitter

La dirigencia verde, ante esto, publicó hoy un comunicado respondiendo a esa petición de varios socios: “La Comisión Directiva ha informado cada uno de los pasos que ha seguido en el Fútbol Profesional, desde las bajas por finalización de contrato, rescisiones, los nuevos contratos de los juveniles promovidos, las incorporaciones al momento, la designación del nuevo cuerpo técnico y la continuidad de Jorge Cordon como coordinador de las inferiores del Club junto a su equipo de trabajo”.

También en ese mismo escrito aclaran que el comunicado de los autoconvocados “se incluyen personas que no son asociados y también menores de edad”. “Este es un dato anecdótico, pero marca la intención de generar confusión e incertidumbre a través de las redes sociales”, manifestaron.

En cuanto al vínculo con Bragarnik, precisaron: “A la fecha, se ha avanzado en las negociaciones con el grupo empresario futbolístico del Sr. Bragarnik, buscando consensuar intereses de ambas partes, quedando la semana próxima para ultimar los detalles del acuerdo de colaboración, el cual en la próxima reunión a llevarse a cabo antes del inicio del torneo de Primera Nacional será evaluado por la Comisión Directiva para su análisis y aprobación”.

“De todas maneras, ya se ha adelantado que el borrador del acuerdo no implica gerenciamiento alguno, ni incumbencia alguna en las decisiones del patrimonio del Club, que siguen siendo facultad de la Comisión Directiva, tal cual marca el Estatuto de la institución en representación de todos los socios y socias”, agregaron.

Brian Fernández y Federico Fattori, flamantes refuerzos de Ferro y pertenecientes a la escudería de Bragarnik

Sobre la crítica de los socios, concluyeron: “La crítica siempre es escuchada desde diciembre 2014, cuando fuimos elegidos por los socios y socias para tener la responsabilidad de conducir la gestión del Club, luego de estar a días de la liquidación patrimonial”.

El conjunto verdolaga sufrió un drástico cambio en su plantel, en primer lugar con la vuelta de Jorge Cordon a las Divisiones Inferiores, mientras que Diego Osella asumió como primer entrenador. Además, perdió a muchos futbolistas importantes, entre ellos Christian Bordachar, Tomás Aspresa, Rodrigo Mazur y Walter Busse, entre otros.

En cuanto a la “injerencia Bragarnik”, ya se sumaron cuatro jugadores de su escudería: Brian Fernández, Federico Costa, Luciano Balbi y Federico Fattori.

El comunicado de los socios autoconvocados de Ferro