(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Juan Román Riquelme tuvo un sábado caliente en el marco del partido con Argentinos en La Bombonera. El Diez, candidato a vocal (luego vicepresidente segundo) por la lista de Jorge Amor Ameal, se puso el overol de campaña electoral y disparó contra Daniel Angelici y Christian Gribaudo, a quienes acusó de ser hinchas de Huracán e Independiente respectivamente. La respuesta no tardó en llegar.

El primero fue el candidato a presidente por el oficialismo, quien habló con Boca de Selección: "Tengo mamá y papá hinchas de Boca. Soy del club antes de nacer y lo seré hasta que me muera. Mis hijos también. No tengo opción de ser de otro. No porque yo viva cerca de una cancha como la de Tigre, pienso que puedo ser de otro club. Pero me gusta que estén nerviosos, porque empiezan con las mentiras. Significa que vamos bien. Hay que transmitir tranquilidad, el antagonismo no sirve, disparó.

Como lo dejó ver Carlos Aguas, candidato a vocal y presidente de la Comisión Electoral, no hubo ninguna casualidad en la utilización de la cancha de Tigre por parte de Gribaudo: en el juego de ver quién es más hincha, la intención fue pegarle al Diez con su presunta identificación con la camiseta del Matador. “Me encanta cuando declarás como un Tigre. ¿Te sentirás identificado? Tranqui que no va a pasar nada”, disparó el Secretario General de Boca.

 

Carlos Aguas on Twitter

 

El último en salir al cruce fue Juan Carlos Crespi, candidato a vicepresidente primero por el oficialismo: "Nunca voy a destruir a un ídolo. Sí me preocupa que a Román lo estén usando para dividir a la gente y para otro tipo de intereses. Riquelme no es candidato a presidente. Es Ameal. Acá todos somos de Boca", mencionó en Radio Cooperativa. Previa caliente para el 8D.