Este domingo, el futbolista de Valencia, Mouctar Diakhaby, denunció un insulto racista por parte del jugador de Cádiz, Juan Cala. El francés denuncia que el español le dijo "negro de mierda", algo que este niega. Diakhaby automáticamente abandonó el campo de juego, a lo que se sumaron sus compañeros de plantel. Finalmente, regresaron al campo y el encuentro se reanudó.

Luego del hecho, Cala realizó un descargo, el club Valencia afirmó que llegará "hasta el final" por su futbolista y el presidente de LaLiga, Javier Tebas, se pronunció al respecto.

En primer lugar, el futbolista de Cádiz brindará una conferencia de prensa este martes para "hablar de todo". "No hay presunción de inocencia en este país por lo visto", expresó. "No se preocupen que no me voy a esconder", agregó.

Por otro lado, el presidente del Valencia, Anil Murthy, confirmó que el club "va a llegar hasta el final para defender a Diakhaby y luchar para que nunca más se repitan estos hechos tan lamentables".

 

Por otro lado, el titular de LaLiga, Javier Tebas, manifestó que investigarán lo que pasó. "Algo pasó en el Ramón de Carranza y como hemos hecho otras veces con incidentes racistas, hemos iniciado un proceso interno y, con los videos e imágenes del partido, habrá que ver y aclarar lo que pasó en ese instante", indicó.

"En LaLiga no permitimos que haya nada negativo como el racismo. Creo que con el público lo hemos parado bastante, pero en este caso las versiones son contradictorias. Lo que está claro es que algo pasó por la reacción del jugador del Valencia", expresó, en referencia a Diakhaby.

 

Más casos de racismo, pero en Premier League

El colombiano Davinson Sánchez, futbolista del Tottenham, denunció insultos racistas en redes sociales. El defensor publicó una historia en Instagram con una captura con los comentarios que recibe en sus fotos y la leyenda: "Nada cambia". 


Por otro lado, Callum Robinson, del West Brom, también publicó capturas en sus redes con mensajes ofensivos tras el triunfo de su equipo sobre Chelsea. Debido a esto, el club realizó una denuncia en la policía para  investigar estos comentarios. 

 

"Es profundamente preocupante que marcar dos goles en un partido de fútbol pueda provocar una reacción de este tipo. No hay lugar para el racismo. En cualquier sitio. Desafíelo, infórmelo, cámbielo", manifestó el West Brom. Además, Robinson recibió apoyo por parte del Chelsea y de la Premier League.