Un escándalo sin precedentes en la historia de LaLiga de España tuvo lugar en Cádiz-Valencia, donde los jugadores del equipo visitante se retiraron del campo de juego tras media hora de partido. ¿El motivo? El defensor francés Mouctar Diakhaby denunció que Juan Cala lo llamó "negro de mierda".

Tras una fuerte discusión en campo, Valencia se marchó a vestuarios a los 32 minutos de partido, cuando el encuentro iba 1-1. Al central francés se lo vio muy disgustado y afectado y sus compañeros trataron de calmarlo, pero terminó recibiendo tarjeta amarilla del árbitro David Medié Jiménez. Los jugadores, pese a marcharse, decidieron regresar al cuarto de hora, con un cambio: Hugo Guillamón entró por Diakhaby.

"Diakhaby nos dijo que le insultaron. Nosotros condenaron totalmente el racismo. Nos dijeron que si no volvíamos, nos quitarían los tres puntos y alguno más. Diakhaby nos pidió por favor que jugáramos y por eso lo hicimos. Está hundido. Estamos con él a muerte", expresó el capitán Gayá tras el partido.

 

Valencia CF 🦇🍊🌊 on Twitter

 

El partido, finalmente, terminó con victoria para Cádiz por 2-1. El argentino Marcos Mauro, que sustituyó a Cala, le dio el triunfo a los de Andalucía, que se ubican en el puesto 13° con 32 puntos, uno por debajo del Valencia.