(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Turín, París, Roma, Liverpool y Lisboa. ¿Un tour europeo? No, las ciudades donde el Barcelona mancó en Europa en las últimas cuatro ediciones de la Champions League. Todas ciudades donde el elenco Blaugrana sufrió estrepitosas caídas que sólo pudo levantar en la serie ante PSG, por la Champions 2018.

En la Champions League 2017, el Fútbol Club Barcelona se fue tras caer ante la Juventus 3-0 en la serie de 4tos. Pero todos los goles los encajó en la noche de Turín: doblete de Paulo Dybala y otro de Chiellini. La vuelta fue 0-0 en el Camp Nou. Antes, en 8vos de la misma edición, ya había sufrido un duro traspié en París, cuando cayó 4-0 con el doblete de Ángel Di María, Julián Draxler y Edinson Cavani. En esa ocasión, igual, ganó 6-1 la revancha y consiguió el agónico boleto en, quizás, la última gran noche del Barcelona en Europa.

 

En la Champions 2018, con el 4-1 a la Roma en los 4tos de final en el Camp Nou pareció sentenciar la serie. Pero aquel "1" marcado por Edin Dzeko a los '80 de partido terminaron siendo el capital más grande para un equipo italiano que ganó 3-0 en la revancha, con el frentazo de Kostas Manolas, a los '82 de juego en el Olímpico de Roma. La debacle, otra vez.

En 2019, el dolor también fue mayúsculo. La semi, ante Liverpool, pintaba muy complicada, pero en Camp Nou el Barça se impuso 3-0, con un gol épico de Lionel Messi de tiro libre. Sin embargo, en Anfield, el elenco de Klopp hizo pesar su localía y terminó ganándole 4-0 con un gol a la salida de un córner digno de la escuelita del fútbol. Tercer año seguido que el Barça mordía el polvo.

En este 2020, el Napoli fue el escollo en 8vos y con un gran Messi, Barcelona ganó 3-1 tras empatar en uno en el San Paolo. Sin embargo, el Bayern esperaba en 4tos y lo que parecía un duelo donde el equipo alemán partía como favorito terminó siendo una humillación mayúscula para el elenco catalán.

El elenco de Hans Flick lo venció 8-2, en el estadio Da Luz de Lisboa, en una serie que- por suerte- se definió a partido único. Messi estuvo ido y no pudo hacer pesar su juego. Ah un dato: en las cuatro eliminaciones con goleada del Barça, Messi jamás marcó. El Barcelona recibió 18 goles y apenas marcó 4, dos de ellos, en contra. 

Este año se le suma el agravante de perder LaLiga a manos del Real Madrid, cuando antes de la pandemia, el equipo de Quique Setién lideraba el torneo. En el post-pandemia, desperdició la ventaja que tenía y cedió la corona ante su máximo rival. Es la primera vez que termina una temporada sin títulos desde la 2007/08, 12 años atrás. Quizás por eso, Gerard Piqué habló de la necesidad de "cambios estructurales". En el medio de esto, Lionel Messi aún no firmó su contrato y, Barcelona, parece dejarlo más aislado que nunca.