(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El club chileno Colo Colo sufrió un quiebre en las relaciones entre la dirigencia y el plantel. El presidente de la concesionaria que administra al Cacique, Aníbal Mosa, confirmó que no llegaron a un acuerdo con los futbolistas para rebajar los sueldos. Teniendo en cuenta la situación de la pandemia, informó que buscarán amparo en la Ley de Protección de Empleo.

El vicepresidente ejecutivo, Mayne-Nicholls expresó que "hubo varias gestiones para tratar de evitar acogernos a la Ley de Protección del Empleo y lamentablemente no fuimos capaces de avanzar, pese a los esfuerzos del Directorio para lograr un acuerdo".

"La ley nos obliga a suspender la relación laboral, por lo tanto los jugadores una vez notificados ya no tienen dependencia laboral. Desde hoy, y hasta que no vuelva el fútbol, los jugadores no tienen situación contractual con nosotros", agregó y explicó el panorama actual.

 

 

En tanto, el delantero Esteban Paredes explicó la versión de los jugadores. "Hace un mes que les dimos muchas opciones y ellos no tuvieron interés de solucionar las cosas", contó.

"En los últimos días propusimos la siguiente fórmula, incluidos funcionarios, cuerpo técnico y plantel de jugadores. Estos corresponden a descuentos del 30 y 40% en nuestras remuneraciones", completó.