La prestigiosa Revista Jama Cardiology ha publicado esta semana una nota sobre cuando se debería reanudar la actividad deportiva recreativa y competitiva luego de haber tenido la enfermedad por coronavirus. Marca que los médicos son los responsables de determinar cuándo los deportistas que fueron infectados puedan volver a la actividad.

Todo dependerá de la cantidad de casos Covid-19 asintomáticos en la comunidad, la prevalencia de lesión cardiaca (no hospitalizados) y de resultados a largo plazo de daño cardiaco. Se ha demostrado que en un 22% de pacientes con Covid-19 hospitalizados presentan miocarditis, a diferencia del 1% de otras infecciones virales (Ej. Influenza).

Esta inflamación miocárdica, se acompaña de fiebre, taquicardia y dolor de pecho. Consiste en la invasión del virus en la célula cardíaca, provocando disfunción del corazón, arritmias y pudiendo llevar a la muerte súbita.

Se debe estudiar a los pacientes con infección que estén hospitalizados, con análisis de sangre como la troponina que está aumentada y anormalidades del electrocardiograma y/o ecocardiograma.

La estratificación del riesgo puede ocurrir después de 3 a 6 meses sin ejercicios y con estudios cardíacos de alta complejidad.

 

Sugerencias:

* Si el atleta es asintomático y negativo Covid-19, puede entrenar sin estudios adicionales.

* Atletas asintomáticos y dan positivo para el antígeno Covid-19 (infección activa), no deben entrenar por 2 semanas y someterse a aislamiento. Si luego permanecen asintomáticos, pueden reanudar en forma lenta

* Atleta asintomático con anticuerpos Covid-19 (infección previa), indicación igual al ítem anterior y evaluar afección cardíaca.

* Atletas sintomáticos leves-moderados positivos para Covid-19: no entrenar 2 semanas hasta desaparición de síntomas.

* Todo deportista recuperado para volver a un campo de entrenamiento: se recomienda una evaluación cardiovascular (Biomarcadores cardiacos, Resonancia Cardíaca, Prueba de Esfuerzo y Holter).

* Sin síntomas y estudios normales: regresa al entrenamiento con seguimiento y, si hay compromiso cardiaco, se sigue conducta de la miocarditis.

* Pacientes hospitalizados con Covid-19 con estudios para miocarditis normales al alta: dos semanas de descanso después de desaparecer síntomas y luego evaluación cardiovascular.

La vuelta a los entrenamientos físicos intensos y la competencia dependerá de la gravedad de la infección previa y de la probabilidad de afección cardiovascular.

 

Conclusiones:

* Si bien se sabe que un 22% de pacientes infectados por Covid-19 presentan afección cardiaca, como miocarditis, los resultados a largo plazo sobre la lesión cardíaca siguen siendo desconocidos.

* Todo deportista que tuvo infección por Covid-19 debe ser evaluado con estudios cardiovasculares en el hospital y como los pacientes ambulatorios.

* Antes de comenzar a entrenar, el jugador debe someterse a estudios cardiacos como Electrocardiograma, Ecocardiograma, Prueba de Esfuerzo y Holter. Según los resultados, volverán a los entrenamientos. Es una manera de prevenir la muerte súbita en el deporte.