(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El partido entre Nueva Chicago y Temperley de este domingo tomó relevancia por los repudiables incidentes que ocurrieron en las tribunas del estadio del Torito. El vicepresidente del club, Rodolfo Block, habló con TyC Sports y se refirió a lo sucedido. "Repudiamos totalmente lo que ocurrió ayer a la tarde en el estadio", comenzó.

"Estoy realmente sorprendido por lo que pasó, no es agradable para nada. La interna de la barra estaba superada. Había antes una división, pero últimamente estaban todos juntos, compartían la tribuna, era un tema superado. En los últimos años Chicago no ha tenido ningún hecho de violencia así que nos tomó por sorpresa", aseguró, en diálogo con Sportia.

Luego, el vicepresidente comentó que "Chicago no tuvo problemas de operativo policial en los últimos tiempos, por eso no teníamos que poner más efectivos. Es triste pensar en una posible zona liberada para que se peleen los barras. Yo jamás liberaría una zona dentro de mi club para que me perjudique a mi mismo".

En tanto, contó que el estadio se encuentra clausurado, "y no se pueden realizar ninguna de las otras actividades". "El club está a disposición de la fiscalía, pero tampoco queremos que nos perjudique la parte social porque es muy importante para nosotros", señaló. 

"Todavía no nos informaron nada sobre lo que puede pasar en el próximo partido. Esperemos que la sanción sea lo más leve posible porque realmente el perjuicio que le causa al club todo esto es mucho más grande de lo que la gente se imagina", cerró Block.

Esta tarde, por otro lado, mediante las redes sociales del club, se publicó un comunicado oficial firmado por el presidente de la entidad, Germán Kent. "Nuestra institución trabaja día a día para evitar que estos hechos sucedan, poniéndonos a disposición de los organismos de seguridad, siendo Nueva Chicago la institución que abona los más costosos operativos de todo el fútbol de ascenso, así mismo también contamos con cámaras de última generación", se lee.

 

 

"Como prueba a nuestro compromiso, y aún siendo un equipo de ascenso, Nueva Chicago siempre solicitó estar bajo la órbita del Grupo DOUCAD de la Policía de la CIudad, cuando por categoría nos correspondería servicio de comisaría. Además, contratamos personal de seguridad privada para dar cumplimiento al protocolo de prevención de violencia en el fútbol. Esta dirigencia en términos de seguridad hace todo lo que le es solicitado, y prueba de esto es que desde mediado de 2012 no ocurrió ningún hecho de violencia, no se produjeron detenciones ni hubo heridos dentro de Nuestro Estadio", continúa el comunicado.