(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) A raíz de los graves incidentes que ocurrieron ayer tras la derrota de All Boys frente a Atlanta, el Estadio Islas Malvinas fue clausurado. Al equipo de Floresta, además del cierre de su cancha, le podría caer una sanción ejemplar por parte del Tribunal de Disciplina de AFA. Aunque aún no está confirmado que habrá quita de puntos, lo concreto es que la Ciudad impulsará que el 'Albo' juegue un año sin público. Frente al panorama, Héctor Rosenblat, abogado del club, indicó en conferencia de prensa que ''nos clausuraron por algo ocurrido en la calle''.

''No podemos controlar lo que pasa en la calle. Los chicos de inferiores no pueden jugar, la ropa no se puede lavar... ¿cuál es la responsabilidad del club en este caso? ¿por qué nos clausuraron? Los directivos hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance y todo lo que nos exigieron, y hasta un poquito más. No descartamos que lo que pasó haya sido a propósito, pero tampoco lo afirmamos. Nosotros nos preguntamos por qué había tan pocos efectivos''señaló el letrado, acompañado del resto de la comisión directiva.

''Hoy lo que más nos preocupa es la clausura del club. Hay chicos que no pueden entrar y empleados del club que no pueden trabajar y les aseguro que quieren hacerlo. Las filmaciones están en manos de la Policía. Nosotros vamos a colaborar con la causa, pero todas las cámaras del club fueron secuestradas. Todo lo que se requirió fue dado. Nadie opuso resistencia, queremos que el club siga abierto'', amplió.

Para cerrar, Rosenblat comentó que se interpondrán todos los recursos necesarios para que el club vuelva a estar abierto y que desconocen los detalles de la causa: ''No sabemos nada, no pudimos verla, ni ellos saben dónde está'', disparó.

 

Club Atlético All Boys on Twitter