Sigue el escándalo por la suspensión del partido de Copa Sudamericana y Coquimbo Unido le envió una carta formal a Conmebol exigiendo que se le de ganado el partido por 3 a 0, ya que Defensa y Justicia "no se presentó en el campo de juego".

Parece ser que este partido se convirtió en un conflicto político entre clubes, la Federación Chilena y lo que ocurre en la Confederación. Ya hubo polémica en la previa cuando a 24 horas del partido se decidió mudar la sede de La Serena para jugar en Santiago, la capital del territorio chileno.

El plantel de Varela se hizo las pruebas 72 horas antes del encuentro y recibió los resultados negativos, estando así habilitado para viajar. Sin embargo, Conmebol les avisó el mismo día del partido a la delegación argentina que había tres futbolistas positivos de coronavirus: Rafael Delgado, Washington Camacho y Francisco Pizzini.

Así trabajó la policía en la previa del retiro de los futbolistas de Defensa y Justicia

Como bien se sabe, intervino el Ministerio de Salud chileno y las autoridades porque entendían que era un peligro la disputa de este partido, incluso para los propios futbolistas de Coquimbo. Y a pocas horas del horario final, Conmebol avisó a ambos equipos que el partido estaba suspendido.

Los jugadores de Defensa estaban aislados y lo primero que querían era poder volver al país, pero las autoridades chilenas tuvieron una posición muy rígida que duró al menos toda la noche, donde querían que los casos positivos se quedaran en el hotel en cuarentena.

Finalmente, tal como contó Doble Amarilla, hubo un acuerdo para que toda la delegación regrese en un vuelo chárter, mientras que los tres positivos se trasladarán mañana en un vuelo sanitario. Por la tarde la Policía Científica y Uniformada se acercó al hotel para corroborar la situación, ya que todavía no tenían el permiso para salir.

doble amarilla on Twitter

En los videos que publicó Radio ADN, se ve la salida del plantel sin un protocolo estricto y con la presencia de la prensa en las inmediaciones. Es más, uno de los que frenó a hablar por pedido de los periodistas fue Hernán Crespo, y que muy enojado, expresó: "Esto no es culpa de nadie, queríamos jugar un partido de fútbol, no sé lo que pasó, todo fue variando y lo que hicimos simplemente fue escuchar. Primero que querían jugarlo en Santiago, y después que no se jugaba. Esto ya no tiene nada que ver con nosotros".

En la misma línea, agregó: "Nos comportaremos como se debe. Volveremos al país y haremos de vuelta los hisopados. Hay que hablar con la gente que sale, no sé si los positivos viaja con nosotros, no tenemos nada que ver y haremos lo que Conmebol diga que hay que hacer".

Por su parte Diego Lemme, presidente de la comisión fútbol del Halcón, le expresó al medio La Tercera: "Hoy le hicimos tres antígenos a los tres positivos y salieron negativos. Estamos esperando los PCR, pero si se confirma sería un escándalo".

doble amarilla on Twitter

 

La carta de Coquimbo Unido

La institución le envió una carta a Conmebol describiendo los hechos que se fueron suscitando en el día y dijeron que a pesar de los cambios de la sede, entre otros aspectos, siempre tuvieron predisposición para jugar el partido y que presentaron la planilla en tiempo y forma.

En el punto cuatro, señalan que "la propia normativa y protocolos de la Conmebol, son de exclusiva responsabilidad de dicho club, por lo que se le debe aplicar el criterio de no suspensión que se encuentra expresamente informado por Conmebol en sus protocolos y normativas asociadas al covid-19".

En efecto, y haciendo lugar a estos argumentos, Coquimbo deduce que el partido se tendría que dar por ganado 3 a 0. Sin embargo, en el último párrafo, da lugar a revertir esta situación "siempre y cuando Conmebol anuncia que dicho partido será en caracter de único y que se disputará el día 14 de enero de 2021".