El 17 era el número mágico hasta este mediodía y quizás hasta minutos antes del inicio de la reunión en Casa de Gobierno. Los clubes de la Liga y la misma AFA estaban prácticamente resignados a que los entrenamientos iban a volver el 17 de agosto ya que hasta este lunes por la noche (cuando se dieron los últimos contactos entre el Ejecutivo y el fútbol) esa era la fecha acordada.

Así lo demuestra el “paper” de trabajo que desde Viamonte llevaron a Balcarce 50 al que accedió Doble Amarilla. Esa planificación tenía dos organigramas. En el primero todos los equipos de Primera volvían el día 17 de agosto. En el segundo, los equipos que jugaban Copa Libertadores iban a iniciar sus prácticas el 13 de de este mes y el resto se iba a sumar el 20. 

 

El 'paper' en la mesa de reuniones, con los apuntes y remiendos ya realizados
El 'paper' en la mesa de reuniones, con los apuntes y remiendos ya realizados

 

Pero hoy hubo cambios. Doble Amarilla este mediodía, en exclusiva, dijo que el protocolo del fútbol (con las modificaciones pedidas) ya tenía el visto bueno del ministerio de Salud. En tanto, las mismas fuentes gubernamentales no descartaban (así lo muestra el Twitt) la posibilidad de que la vuelta fuera antes de lo que el fútbol creía.

 

doble amarilla (desde 🏠) on Twitter

 

¿Pero qué cambió? Anoche, todos los equipos de la Liga se enteraron por chat que la fecha más probable para la vuelta era el 17 de agosto, pero que también había posibilidad de que se retrasara otra semana. Hubo clubes que dejaron ver su bronca, principalmente los que juegan Copa Libertadores. Los más enfáticos fueron Boca y River. 

En la reunión de Casa de Gobierno participaron, por el Gobierno, el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Salud, Ginés González García y el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, el jefe de Gabinete del ministerio de Salud, Lisandro Bonelli y la titular de Instituto Nacional de Juventud, la actual jugadora de San Lorenzo, Macarena Sánchez. En tanto, por el fútbol, estuvieron presentes el presidente de la AFA, Claudio Tapia, y el Secretario de AFA, Víctor Blanco. Justamente el presidente de Racing era uno de los abanderados de la vuelta anticipada para los equipos coperos. Su objetivo era plantear esa opción pero casi sin expectativas.

El último mensaje que había recibido el fútbol era que el presidente Alberto Fernández no quería que se vuelva a entrenar, al menos hasta que venciera esta etapa de la cuarentena que finaliza el 16 de este mes. Sin embargo, rápidamente, el jefe de Gabinete tomó la palabra y, en nombre del mismo Presidente, abrió la puerta a que la vuelta sea el 10 de agosto. Cafiero, futbolero y fanático de River preguntó con los cornogramas en mano. “¿Los equipos que juegan la Copa quieren volver antes?, quizás podrían volver todos los de Primera el 10 de agosto”, lanzó según reconstruyeron algunos de los presentes a Doble Amarilla. El mensaje del jefe de los ministros, por mandato de Alberto Fernández, sorprendió a los presentes. Allí, todo empezó a cambiar y el cronograma que llevó AFA pasó a ser un corredor con tachaduras y nuevas fechas. “Por eso la reunión que era de 20 minutos, terminó durando 70 minutos”, remarcó uno de los presentes a este medio.

“Operativo buenas noticias”, así calificó una fuente del Ejecutivo al giro que se dio durante el martes en cuanto a la mirada del gobierno para con el fútbol. Previo a la reunión, desde el ministerio de Salud había ya cierto hartazgo con este deporte. En momentos en los que todas las miradas están puestas en los números de la pandemia y en el sistema sanitario, ya no había mucho espacio para seguir mirando de cerca el tema de la vuelta a los entrenamientos como si tuviera la misma importancia que “la ocupación de camas en el AMBA”. Es por eso que la luz verde y “la buena nueva” vino directamente desde Presidencia. “Era una buena manera de seguir con una agenda positiva. El Gobierno quiere que dar noticias buenas. El acuerdo con los bonistas, el plan Procrear y la vuelta progresiva del fútbol son todas buenas noticias y si volvían una semana más tarde tampoco iba a cambiar mucho”, comentó en off una alta fuente.

Así, sorprendidos, los hombres del fútbol dejaron la Rosada por la puerta norte (más conocida como explanada) con el “paper” tachado y con la buena nueva para el fútbol.