(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) La Federación Boliviana de Fútbol continúa inmersa en un conflicto signado por la presidencia de la entidad. Este lunes, Fiscalía ordenó el allanamiento de la sede que la FBF tiene en Cochabamba.

La investigación se realizó en el marco de las denuncias por el incumplimiento del amparo constitucional que establece a Robert Blanco como presidente del organismo. El fallo de la sala Segunda de Justicia de Santa Cruz fue emitido en agosto pasado.

El allanamiento, según publicó el medio boliviano Los Tiempos, se realizó este martes por la mañana. Efectivos policiales y fiscales registraron la documentación de la Federación en la sede de Cochabamba.

 

 

Blanco sostiene que es quien debe ocupar la presidencia de la FBF tras la muerte de César Salinas, por ocupar el lugar de vicepresidente por la División Profesional. Sin embargo, el máximo puesto es ocupado por Marcos Rodríguez, que ejercía el cargo de vicepresidente por la División Aficionados.

En tanto, efectivos policiales se presentaron este lunes en el edificio en el que se encontraba concentrada la Selección de Bolivia junto a Marcos Rodríguez. El dirigente tiene una citación de la Fiscalía del departamento de Santa Cruz y deberá explicar por qué desobedece el fallo constitucional que reconoce a Blanco como presidente de la FBF. Si bien debía presentarse el 29 de septiembre, no lo hizo, según informó El Deber.