(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Liverpool se consagró como campeón de la Supercopa de Europa al vencer por penales al Chelsea, luego de igualar 2-2 en el Besiktas Park de Turquía. 

Los goles del conjunto dirigido por Frank Lampard los marcaron Olivier Giroud y Jorginho. En tanto, los dos tantos del elenco de Jurgen Klopp fueron convertidos por Sadio Mané.

Como el 1-1 en los 90' no fue suficiente para determinar al campeón se debió disputar el tiempo suplementario. En el alargue hubo un tanto por lado, lo que obligó a definir al campeón en la última instancia, por los penales.

En los tiros desde los doce pasos todos convirtieron sus remates, a excepción de Tammy Abraham, el joven futbolista del Chelsea, ya que su disparo fue contenido por Adrián.

 

LOS PENALES: