(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) No es cuento, ni una exageración. Para Santiago 'Bigote' López, jugador de Villa Española de Uruguay, lo más importante en la vida pasa por su hija, su compañera de vida, su familia y Los Redondos. Recién después viene el fútbol. Para él, ir a ver un show de Los Redondos, el Indio, los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, vale más y lo hace muchísimo más feliz que jugar para su club.

¿Está loco? ¿Está equivocado? En charla con 'Doble Amarilla' cuenta la historia de su célebre cláusula de poder dejar a su equipo y viajar a los shows y revela que, también, la considera una manera de interpelar a sus compañeros. ¿Es más importante el fútbol o ser feliz? ¿Vale la pena todo lo que un jugador pierde de su vida?. Una charla que parece una simple conversación con un fanático de Rock, pero tras de sí guarda una profunda reflexión: ¿Qué te hace realmente feliz?

DA: ¿Cómo fue que se le ocurrió poner la cláusula? ¿Qué te dijeron los directivos?
SB: Hace tiempo que se me ocurrió, más que nada por un sentir que tenía. Yo hace 19 años que juego al fútbol y cada vez que tocaban los Redondos en mi cabeza pasaban miles de cosas por no poder ir. He llegado a fingir lesiones, cualquier mentira he puesto con tal de ir. Me estaba reprimiendo de algo que me hacía feliz. Esto siempre rondó mi cabeza . Yo juego en Villa Española, que es un club que tiene un slogan que es "Cultura de Barrio", es mucho más que un club de fútbol. Lo propuse que tenía ganas que esto estuviera plasmado en mi contrato de fútbol y que a través de una firma quede establecido, para así también  romper los estereotipos que tenemos. Lo entendieron de la mejor manera. Saben que esto me hace feliz. Este año lo "retocamos" para que incluya también a Los Fundamentalistas (la banda del Indio Solari). Es una cláusula simbólica de poder ser cuestionada, pero me parece que abre la puerta a cuestionar las cláusulas de los futbolistas, que siempre son por dinero, y nunca por cosas más humanas.

DA: ¿Cómo por ejemplo qué?
SL: Siempre pongo el mismo ejemplo, que me ha pasado en muchísimos equipos. Recorrí 3, 4 países y los jugadores eligen no conocer a su hijo cuando nacen y jugar a la pelota. El jugador decide jugar. Ahí hay un cuestionamiento. Es porque forma parte de un sistema cuadrado, en el que la mercancía siempre tiene que estar, que somos los futbolistas y para mí va por ahí. El sistema te lleva a que eso pase, uno no se termina de cuestionar eso. Si piensa que más importante que conocer a tu hijo es jugar y hacer el gol, no entendiste nada. Porque tu señora parió la alegría por la que tu mundo va a girar a kilómetros de distancia y vos no estuviste. 

DA: ¿Le llegó primero el amor por el fútbol o por Los Redondos?
SB: Soy un bicho muy raro. A mi no me gusta el fútbol. Yo entiendo que el fútbol era mi laburo. Tampoco nunca fui tan profesional. MI fanatismo por Los Redondos llega antes. Es más, dejé el fútbol de inferiores por Los Redondos. De los 13 a los 17, no jugué, preferí seguir a Los Redondos y toda la cultura rock. A los 18, 19 años debuté en Primera División. Conocí 3 países, formé mi familia, me compré mi casa y listo. No quiero ni pretendo mucho más. 

DA: ¿Cuál fue el primer show del Indio que vio en vivo?
SB: El primer show fue en Jesús María, tenía 15 años. Fui con permiso de menor. Fui en un tren, desde ese día me entró la enfermedad en la sangre y entendí que así iba a ser desde ese momento, hasta que que me muriera. Después fui a Racing, River, Córdoba, a todos lados.  Al Indio ya lo fui a ver como 11 veces. Es más, ahora también empecé a sacar micros yo para ir. Mañana sacó un ómnibus y nos vamos 50 personas para allá. Es abrir las puertas de un mundo hermoso y feliz, que cuando volves a la rutina se termina y te querés matar. 

DA: ¿Conoce a los músicos de los Fundamentalistas? ¿Tuviste algún contacto con el Indio?
SB: Conocí a Skay hace 5 meses cuando estuvo en "Cosquín Rock". Me lo presentaron los de "Agarrate Catalina". Tantos años de cultura de Rock, los pude resumir en un abrazo. El Indio me mandó un libro autografiado, cuando se viralizó mi historia allá. Los Fundamentalistas me escribieron al club ahora, que me quieren conocer. Yo no me quiero hacer cargo de la dimensión que toma esta cláusula y mi persona. A mi me da felicidad poder decirle a mi club que me voy, que soy feliz y que eso sea aceptado. No me puedo hacer cargo de todo lo que se genera a partir de eso.

 

El momento en que conoció a Skay Beillinson, histórico guitarrista de "Los Redondos", hoy solista.
El momento en que conoció a Skay Beillinson, histórico guitarrista de "Los Redondos", hoy solista.

 


DA: Elija: ¿Hacer un gol en la final de un Mundial o comer un asado con el Indio?
BS: No hay chance. No te tengo que ni responder. Esos mitos del Indio no me los pierdo por nada. El Indio y Los Redondos me enseñaron un millón de cosas, prefiero hacer un gol en la cancha de Villa Española e irme a comer un asado con el Indio. El Mundial se lo dejó a Messi. 

 

 

DA: ¿Te perdés un partido por el show de este sábado?
BS: No, porque justo no arrancó el campeonato, mañana entrenamos. Me pierdo un entrenamiento, pero si hubiera partido, también me lo pierdo. Cuando yo puse la cláusula, cuando se me ocurrió ponerla y se me aceptó, tuve que explicarle a todos mis compañeros y decirles lo que me pasa y la primer pregunta que me hicieron fue “Si mañana jugamos la final, vos te vas?” y mi respuesta fue “sí”. No le puedo mentir a la felicidad. Yo soy enfermo de mi club, amo Los Redondos y Villa Española, a mi gurisa, a mi compañera de vida, a mis viejos. 

DA: ¿Siempre te entendieron tus compañeros?
BS: No, me ha pasado que alguno no lo entendiera. Pero lo discutimos, y cada uno expuso sus argumentos. A mí no me iban a cambiar mi forma, pero con argumentos, logré dar vuelta la forma en que miran la manzana. Esta ya es la segunda vez, y cuando les dije esta vez me aplaudieron todos. Ya me conocen. Hace 3 días que no duermo, estoy nervioso, ya me quiero ir. 

DA: ¿Qué te dice tu familia?
BS: Mis viejo ya saben que son un loco suelto. Mi compañera de vida me banca zarpado, a veces cuando no lo entendió se lo demostré a los ponchazos y es de fierro.

DA: ¿Tu hija ya escucha los Redondos, el Indio?.
BS: Mi gurisa le gusta bailar danza, pero yo le meto Los Redondos, Callejeros. A ella le gusta la música que le gusta hoy en día, pero a veces la escuchó cantarme algún tema y ahí me entra la felicidad máxima. Si con todo esto le logré hacer entender a alguien que es más importante ver nacer a su hija que un partido de fútbol, me considero hecho. 

La carta de "Bigote" López para ausentarse este sábado

 

Con este texto, "Bigote" contó que hará uso de la cláusula.
Con este texto, "Bigote" contó que hará uso de la cláusula.