(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) ¿Sería imaginable que Theodore Theodoridis, secretario de la UEFA, se burle de un equipo o de un jugador a través de sus redes sociales? Difícilmente. En las últimas horas, fue eso lo que ocurrió con Gonzalo Belloso, secretario general adjunto y director de desarrollo de Conmebol, quien publicó un comentario mofándose de la llegada de Darío Benedetto al Olympique de Marsella y enfureció a los hinchas de Boca.

 

 

El argentino, mano derecha de Alejandro Domínguez, salió a pedir disculpas poco después: "Viendo un tweet de @VarskySports de la llegada de Benedetto al Marsella por error se puso una sonrisa como comentario . Tengo un gran respeto hacia @PipaBenedetto y @BocaJrsOficial. Le deseo mucha suerte en @OM_Espanol, y disculpas por el malentendido", señaló en su cuenta. Un "error" bastante curioso para un funcionario de su rango.

 

 

Pero todo hay que contextualizarlo. El "error" de Belloso se da en un momento de mucha tensión entre la Conmebol y los equipos argentinos. Más allá de que Alejandro Domínguez se vengó de Tapia por sus declaraciones quitándole el cargo de representante de Conmebol ante la FIFA, fueron muchos los dirigentes e hinchas argentinos que se manifestaron en contra de la entidad en la última semana al entender que favorecen a equipos brasileños en el calendario. Cabe recordar que, inclusive, #ChauDominguez se convirtió en trending tópic número 1 en la Argentina el pasado viernes.

El tuit de Belloso cayó muy mal puertas adentro de Boca, donde están convencidos de que el ente sudamericano tiene una relación "muy cercana con River". A lo ya hablado durante años desde el episodio del gas pimienta o la mudanza de la final a Madrid, la semana pasada en Boca corrió el nombre de Belloso en varias conversaciones de alto nivel. Hay dirigentes que aseguran que el diálogo entre el secretario de Conmebol y Rodolfo D'Onofrio fue constante en los últimos 15 días. Es que Alejandro Dominguez encontró en el presidente de River un aliado argentino central en su pelea con Tapia. Operativamente, Belloso y D'Onofrio fueron clave para frenar una carta de Superliga en respaldo al presidente de AFA, algo que luego finalmente ocurrió durante el Comité Ejecutivo extendido de la semana pasada. Un dato no menor es que luego de ser perjudicado por el calendario de la próxima etapa, ningún dirigente riverplatense salió a quejarse "en on":  sólo mascullaron bronca y dejaron que sea Gallardo quien proteste en conferencia de prensa.

No es el primer dolor de cabeza de Belloso en el último tiempo; en la Copa América, su nombre llegó a oídos de los futbolistas de la Albiceleste que se sintieron perjudicados en el torneo. Llegó, inclusive, a ser calificado por algunos como "el argentino que patea en contra de la Selección". Ahora se suma un problema con los fanáticos de Boca...