Vélez concretó este jueves formalmente los regresos esperados: el mediocampistas Santiago Cáseres, proveniente del Villarreal, y del marcador central uruguayo Matías de los Santos, que tuvo un paso accidentado por el club entre 2019 y 2020.

El volante de 24 años llega cedido por Villarreal, dueño de su pase, a préstamo, sin cargo y sin opción, hasta el 31 de diciembre de este año.

 

Tras disputar 36 partidos oficiales en Vélez, en 2017 y 2018, Cáseres había sido transferido a Villarreal, en € 9 millones. Tuvo un buen arranque en el equipo español, pero luego fue perdiendo terreno y la temporada pasada estuvo a préstamo en América de México, donde disputó el torneo local y la Concachampions.

Desde hace varias semanas venía negociando su retorno a Vélez -también tuvo contactos con River y con Gremio- y ahora quedó confirmada su incorporación.

Vélez Sarsfield on Twitter

 

De los Santos, en tnato, procede de Millonarios de Bogotá. Llegó por primera vez al club de Liniers en julio de 2019, pero distintas lesiones postergaron su debut para finales de ese año y tras jugar sólo siete encuentros (la temporada estuvo condicionada por la pandemia de coronavirus), volvíó a Colombia a mitad de 2020.

El "aguerrido marcador central y de buena pegada", como lo definió Vélez en su página oficial, firmó hasta diciembre de 2023. El club de Liniers se quedará con el 75 por ciento de su pase.

Nacido en Salto, Uruguay, el 22 de noviembre de 1992, De los Santos debutó en Danubio en 2013 y en 2017 pasó a Millonarios, con el que conquistó el Torneo Finalización 2017 y la Superliga de Colombia 2018.

Por último Gerónimo Poblete, llega libre del Deportivo La Serena, de Chile, y firma a préstamo sin cargo por un año y con opción de compra.

El mediocampista mendocino, de 28 años, surgido de Colón de Santa Fe, con pasos posteriores por el Metz de Francia y San Lorenzo, curiosamente antes de su acuerdo con los del 'Fortín' dejó plantados a Godoy Cruz e Independiente, con los que había negociado su incorporación en forma simultánea.