Braian Romero le puso el broche de oro a su historia de superación. El delantero, que llegó a Defensa y Justicia a préstamo desde Independiente, anotó el segundo gol del Halcón en la final, se consagró y recibió el premio por máximo artillero de la Sudamericana, con 10 tantos. Tras el encuentro, celebró el título y su llegada al Halcón.

"Creo que nos hemos levantado muy bien de la Copa Libertadores, fuimos el único equipo que venía de ahí y sobrevivió en la Sudamericana. Hicimos una copa extraordinaria, para algunos será poco, para nosotros, muchísimo. Dejamos al club en lo más alto, súper feliz por todo este grupo, por la gente, por el hincha, por todo", indicó.

Por otra parte, sobre su condición de goleador del certamen, señaló: "Debe ser lo que un jugador sueña desde chico: salir campeón de una copa internacional, disfrutar del momento porque me costó mucho llegar acá. Me sacrifiqué mucho, como se sacrifican todos. Yo la venía peleando, me superé y hoy tengo mi premio".

CONMEBOL Sudamericana on Twitter

 

Además, recordó su salida de Independiente: "En plena pandemia, me tocó que no me tuvieran en cuenta. Fue un golpe duro, hubo que salir a buscar club. Estoy feliz por lo que elegí, sabía que este era el club y feliz por la decisión", expresó.

Seguidamente, elogió al entrenador del Halcón y destacó el juego de sus compañeros. "Fue muy importante Crespo, es la primera vez que me dan tanta continuidad de 9. El equipo también juega alrededor mío y eso también fue clave para que pudiera hacer tantos goles", sentenció.

La historia de superación de Romero arranca en 2012, cuando le diagnosticaron artritis reumatoidea y le recomendaron dejar de jugar al fútbol. Inclusive, le comunicaron que podía tener dificultades para caminar en el futuro. Tras un tiempo de lucha, regresó a las canchas. Varios años después, salió campeón de la Sudamericana con Defensa y Justicia siendo el goleador, con 10 festejos en 9 partidos. Las revanchas del fútbol y de la vida.

 

CONMEBOL Sudamericana on Twitter