(De la redacicón de DOBLE AMARILLA) Tras el incidente del último cónclave de Superliga que derivó en la presentación judicial del presidente de Huracán, Alejandro Nadur, contra el vice de Estudiantes de La Plata, Pascual Caiella, los principales dirigentes de la primera división del fútbol argentino se reunieron esta tarde lluviosa en las oficinas de Puerto Madero.

Caiella y Nadur volvieron a verse las caras en una reunión que buscó un consenso para evitar que futuros contrapuntos deriven en situaciones legales, en una señal de alerta a Huracán, por haber vulnerado los códigos y sentar un peligroso antecedente.

Además de este debate, los dirigentes se reunieron por primera vez con fixture y calendario sobre la mesa, luego de su oficialización la semana pasada. Con algunas quejas al respecto, los dirigentes que integraron la Comisión explicaron otra vez más el mecanismo para confeccionar el fixture y el cuerpo colegiado acordó que aprobará el reglamento en la próxima reunión, que será antes del comienzo del torneo el próximo 10 de agosto.

 

 

Los otros temas que se tratarán en este cónclave será el cuidado de las inferiores para evitar que las jovenes promesas de los clubes emigren por la patria potestad antes de debutar en Primera División, el presidente Mariano Elizondo presentó un exhaustivo informe del primer torneo de juveniles organizado por la Superliga (SAF) y se presentó el próximo que comenzará en agosto.

Para finalizar, el presidente invitó a sus pares a bajar al primer piso del edificio, en donde se inauguró un salón que se utilizará para las conferencias, reuniones de capacitación, charlas y otros eventos que anteriormente se efectuaban en distintos lugares de la ciudad.