(Desde la Redacción de DOBLE AMARILLA) La Selección Argentina llegó a Kazán tras recorrer 815 kilómetros por vía aérea y se hospedó en el Ramada Kazán Centre, a un día de histórico choque de Octavos de Final que tendrá lugar ante Francia, mañana desde las 11 horas. Los jugadores no estuvieron solos: antes de ingresar al hotel, fueron aclamados y mimados por hinchas argentinos que organizaron un banderazo.

 

 

Como sucedió en San Petersburgo antes del partido ante Nigeria, hubo un importante operativo de seguridad. A su vez, por pedido de la delegación argentina, se destinó un lugar para que los jugadores que lo deseen puedan bajar a cantar y gritar con los hinchas.

Jorge Sampaoli junto con Ever Banega, en el día de su cumpleaños número 30, brindan conferencia de prensa desde las 13. Luego de la misma ambos regresarán al hotel para un festejo íntimo, en lo que ya es un ritual para este plantel. Mañana, una prueba de fuego ante los galos, comandados por Didier Deschamps.