(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Se terminó la ilusión para Paolo Guerrero: el delantero de Perú no podrá estar presente en el Mundial de Rusia. El TAS optó por ampliar la sanción por doping y deberá estar ocho meses más afuera de las canchas. Poco antes de que se hiciese pública la decisión del organismo, el artillero se tomaba las fotos de protocolo para la cita mundialista...

 

 

Diez días atrás, Guerrero había cumplido con la sanción de seis meses que se le había impuesto, luego de disminuir la original, que marcaba un año lejos de los terrenos de juego como castigo. No obstante, en la última instancia, inapelable e inmodificable, el TAS no solamente optó por no revocar la medida, sino que la amplió a catorce meses, por lo que el delantero de 34 años no podrá estar en la lista de Ricardo Gareca.

El capitán de la selección peruana dio positivo en un control efectuado el 5 de octubre tras el partido que disputó por Eliminatorias contra Argentina, en La Bombonera. El causante del resultado en el test fue el metabolito de la cocaína benzoilecognina, sustancia prohibida por la AMA (Agencia Mundial Antidopaje). El jugador expresó que la misma procedía de una infusión de anís contaminada con restos de mate de coca y no por consumo del estupefaciente.

En su momento, el atacante fue suspendido por un año. En diciembre pasado, FIFA anunció que reducía su sanción a seis meses. Como el castigo terminó el 3 de mayo, quedó habilitado para volver a jugar con Flamengo.

El inconveniente para Guerrero fue que AMA apeló la decisión de FIFA y solicitó que se extienda nuevamente a un año. El TAS respondió ampliando el castigo a ocho meses, contabilizando un total de catorce meses y, a su vez, descartando la presencia del delantero en la Copa del Mundo Rusia 2018.