Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, habló en la previa del inicio del 74 Congreso Ordinario del organismo. El mandamás de la Conmebol con sede en Luque habló largo y tendido, hizo un balance del complicado año que pasó, habló de este 2021, y destacó la solidez económica del organismo.

"En el año más difícil del fútbol sudamericano lo hicimos. A pesar de todo, llegamos hasta el final. Nuestro continente, Sudamérica, es el mayor aportante de las mejores figuras, masculinas y femeninas del fútbol Mundial. Este continente de sólo 10 países acumula 9 campeonatos del Mundo y 2 Copas muy bien ganadas por el Uruguay, tendríamos 11 campeonatos del Mundo", arrancó Domínguez, como marcándole la cancha a la FIFA, que no pudo destrabar la situación para que se juegue la doble fecha Eliminatoria de marzo. 

A post shared by CONMEBOL (@conmebol)

 

"Estoy muy feliz de poder mirar desde el 2021 para atrás y ver el 2020. Un año que lo teníamos completamente planificado y que lo habíamos planificado en función al éxito del 2019 y, sin embargo, una pandemia nos afectó a nosotros y al mundo. Déjenme decirles con mucho orgullo, hemos sido, fuimos, los primeros, la primera confederación en el Mundo en suspender sus competiciones continentales y lo hicimos porque de verdad lo que más nos importa es el fútbol. Cuando hablamos de importancia del fútbol, lo que más nos importa es la integridad y la salud de todo el fútbol", continuó Domínguez.

"Lo hicimos y lo hicimos bien. Recuerdo el 13 de marzo, cuando se confirmaron los primeros casos. Hemos priorizado la salud por sobre todas las otras cosas. En conjunto con el Consejo, así como suspendimos el 13 de marzo, desde el 14 de marzo empezamos a trabajar por la vuelta del fútbol en Sudamérica. No fue del todo fácil, porque cada país tiene su propia política sanitaria, cuidando de los suyos", resaltó Domínguez.

"Esta burbuja sanitaria aprobada por los 10 países, fue tremendamente efectiva. Tuvimos 38 mil controles, con un nivel de efectividad del 99%. Hubieron infectados, pero eso no sobrepasó el 1%. Nuestro protocolo fue y es más efectivo que cualquiera de las mejores vacunas que hoy se están aplicando para combatir la pandemia", expresó Domínguez, con satisfacción. 

"Todos los equipos participantes han tenido la oportunidad de jugar sus partidos de local y de visitante. No puedo no mencionar, sin embargo, que en ese lapso de tiempo sin fútbol, Conmebol adelantó dinero, un monto que no tiene precedentes: fueron u$s 95 millones para sitar a nuestros clubes y asociaciones miembro. Esto se dio en tiempo en que la pelota no rodaba y se dio sin ningún condicionamiento. No fue un préstamo, son aportes, son premios", aclaró Domínguez.

"En este año, nos afectaron las rupturas de contratos con Globo y DAZN, generándonos un perjuicio de u$s 36 millones, justo en el año que más los necesitábamos", lamentó el mandamás de Conmebol. 

También, Domínguez resaltó el tema de las Eliminatorias, en ese sentido, expresó: "No es que Conmebol quiera que se juegue en las fechas predatadas y le pedimos al presidente Infantino y a la FIFA que sigan trabajando con el mismo ahínco para que protejan a nuestras asociaciones-miembros y a nuestro fútbol", consideró. 

Además de felicitar a Ferroviaria, por la obtención de la Copa Libertadores femenina y a Defensa y Justicia, campeón de la Copa Sudamericana 2020, Domínguez se envalentonó con la idea de que en el próximo Mundial, Sudamérica pueda volver a alzarse con la Copa del Mundo: "Llegó el momento que en Qatar para que el fútbol sudamericano continúe llevando la fiesta pero también volver a conquistar la gloria".

Como frase final, Domínguez se refirió a los presidentes de las Asociaciones miembro: "La Casa está en orden presidentes. Esto se puede hacer porque desde Conmebol entendimos que la historia del fútbol sudamericano siempre se dio contra la adversidad. Cuando Dios creó el fútbol dejó la pelota en Sudamérica", enfatizó.