(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El poco experimentado, a nivel selecciones, Mario Díaz de Vivar fue el árbitro encargado de dirigir Argentina-Chile por el tercer puesto. En su cuarto partido internacional de selecciones, no pasó desapercibido: expulsó a Lionel Messi y a Gary Medel a los 37 minutos del primer tiempo.

¿Qué antecedentes tiene Díaz de Vivar? Reconocido como un árbitro de tarjeta fácil en el ámbito continental, el paraguayo de 35 años solo comandó tres encuentros de selecciones antes del anteúltimo choque de la Copa América: Bolivia 0-0 Ecuador y Brasil 2-0 Ecuador en las Eliminatorias para el Mundial de Rusia de 2018 y, por último, la victoria de Chile por 4-0 ante Japón en el Estadio Morumbí, a principios de Brasil 2019.

Además, Díaz de Vivar tuvo participación en otro choque de enorme polémica en la pasada Copa Libertadores: el River-Racing que se disputó en el Estadio Monumental. Cuando el Millonario ya ganaba 3-0, Enzo Pérez y Ricardo Centurión fueron expulsados.

Durante la Copa América, además de comandar Chile 4-0 Japón, fue cuarto árbitro en Perú 3-0 Chile y en Uruguay 1-0 Chile. Este año en Copa Libertadores, dirigió Jorge Wilstermann 3-2 Athletico Paranaense, River 3-0 Alianza Lima, San José 3-3 LDU Quito, Palmeiras 3-0 Melgar y Palestino 0-1 Internacional, además de buena cantidad de partidos en el Sudamericano Sub-20 de Perú.

Los números del referee paraguayo, año por año, en las últimas temporadas: 

En lo que va de 2019, estos son los datos, tanto a nivel doméstico como continental (incluyendo su polémica actuación en el último fin de semana de la Copa América): 
Local: 9 partidos dirigidos, 36 tarjetas amarillas, 2 rojas. 
Promedio: 4 amonestaciones por partido. 0,22 expulsiones por partido. 

Internacional: 12 partidos, 61 amarillas, 5 rojas 
Promedios: 5,08 amarillas por encuentro. 0,41 rojas por partido. 

 

En el 2018: 
Local: 24 partidos dirigidos, 102 amarillas, 8 expulsiones 
Promedio: 4,25 amarillas por encuentro. 0,33 rojas por partido. 

Internacional: 8 partidos, 53 amarillas, 6 rojas
Promedio: 6,62 amarillas por encuentro. 0,75  expulsiones por encuentro. 

 

En el 2017: 
Local: 14 partidos, 102 amarillas, 3 rojas 
Promedio: 7,28 amonestaciones por partido. 0,21 rojas por encuentro. 

Internacional: 13 partidos dirigidos, 62 amarillas, 3 rojas 
Promedio: 4,76 amarillas por partido. 0,23 rojas por encuentro. 

Como se ve, en el único año en el que tuvo un promedio mayor de tarjetas en el ámbito local fue en 2017 y sólo en amonestaciones. Entonces, cabe la pregunta: ¿Díaz de Vivar, es un referee a la medida de CONMEBOL?