(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Este domingo se dio otro caso de racismo en Europa. Esta vez ocurrió en el partido de futsal entre Zaragoza y Palma. El resultado fue favorable para la visita (0-2), pero esto quedó en segundo plano.

El club publicó dos tweets en relación a lo sucedido, bajo la leyenda 'Stop Racismo'. "Nuestro jugador Diego Nunes ha recibido gritos racistas a la finalización del partido en Zaragoza por un sector de la grada que ha comenzado a gritarle 'mono'. Es vergonzoso que se repitan estos comportamientos, no los podemos tolerar ni permitir", comienzan.

"Es responsabilidad de todos actuar contra estas conductas y dar ejemplo para que no se repitan. Instituciones, clubes y aficionados. No hay lugar para silenciar y solo podemos solventarlo denunciando para expulsar de las pistas a estos energúmenos. Sean del equipo que sean", concluyen.

 

Nico Sarmiento, arquero de la Selección de futsal, también se hizo eco y realizó un descargo condenando los hechos. "Tristísimo lo que hoy nos ha tocado vivir al terminar el partido. Referirse a alguien de 'mono' por el simple hecho de defender otra camiseta, es inadmisible", escribió.

"Entiendo la rivalidad, la pasión, la frustración y las ganas de ayudar al equipo que uno quiere, pero el racismo no tiene justificación ni perdón. Menos aún, la tolerancia de quienes justifican a dicha persona. Espero que el Zaragoza pueda identificar a quien fue responsable de estos insultos, para educarlo y hacerlo reflexionar sobre sus actos y poder, entre todos, erradicar de nuestra sociedad estas ideas retrógadas, las cuales nada tienen que ver con los valores que defendemos en nuestro deporte", cerró.