(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) En medio del Messi-Gate, Barcelona intenta llevar un día normal. El club culé presentó a Francisco Trincão, flamante refuerzo para Ronald Koeman, en un acto oficial. Josep María Bartomeu estuvo presente, se sacó la foto con el refuerzo y luego, desapareció. A su vez, informan que pidió una reunión urgente con el entorno de Messi para hoy, pero no tuvo respuesta.

Tal es así que la conferencia de prensa telemática con los periodistas la brindó Ramón Planes, el Secretario Deportivo del Barcelona, también flamante, luego de la salida del francés Éric Abidal.

Josep Maria Bartomeu on Twitter

 

El mandamás Blaugrana, sobre quién esta mañana se presentó una moción de censura, se fotografió con el delantero que llegó del Sporting Braga de Portugal, a cambio de €31 millones y que va en la línea de fichajes jóvenes que el Barça inauguró con Pedri, mediocampista de reciente paso por Las Palmas, en España. 

Bartomeu evitó las preguntas y se limitó solamente a la presentación del futbolista. Según pudo saber este medio, solicitó una reunión con Messi para hoy. Por ahora, no le respondieron. Sin embargo, no descartan una reunión con los letrados del jugador para esta semana. Pero el planteo es claro: no hay vuelta atrás con la decisión.

Trincão habló como refuerzo del Barcelona y aseveró: "Estoy encantado de venir al Barça. Aquí todo es muy grande. Aún no he hablado con Koeman", ha revelado Trincao, expresando el "orgullo" que siente por estar en "uno de los mejores clubes del mundo".

Tiene como referentes a Messi y a Cristiano, aunque también sabe lo que busca. "Quiero construir mi historia aquí. Figo es muy bueno, pero estoy aquí para hacer mi trabajo y ayudar al equipo. Ojalá pueda ser mejor que él".

También, el nuevo refuerzo opinó del Messi-Gate: "Claro que quiero que se quede Messi, vamos a ver lo que pasa", indicó.