(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) La preocupación y la incertidumbre invadieron Real Madrid en las últimas semanas. La Casa Blanca, que tuvo la enorme baja de Cristiano Ronaldo, quien se marchó a Juventus, estaba al tanto de la posibilidad de que otra de sus grandes figuras partiera rumbo a Italia. Luka Modric, volante central galardonado con el premio a Mejor Jugador del Mundial de Rusia, parecía decidido a hacer las valijas para emprender camino a Inter de Milán. Pero según informa 'Diario As' y algunos otros medios españoles, el croata tomó la decisión de quedarse en Madrid y ya le habría comunicado dicha postura a su entorno.

La oferta del club neraazurri era tentadora: cuatro años de contrato, jugosas cifras contractuales y la posibilidad de compartir plantel con varios compatriotas, como Sime Vrsaljko (recientemente llegado), Marcelo Brozovic e Iván Perisic. Para colmo de los merengues, el centrocampista guardó silencio en toda la negociación y tampoco salió a desmentir nada. No obstante, según confirma 'As', tras valorar la situación con su familia, Luka Modric ha optado por continuar en el vigente tricampeón de la UEFA Champions League.

 

Para garantizar la permanencia del Balón de Oro del Mundial en el elenco comandado por Julen Lopetegui, Florentino Pérez y el resto de su comitiva planean otorgar un reconocimiento salarial que lo acerque un poco más a los pesos pesados del plantel, como Gareth Bale, Sergio Ramos (11 millones netos por año), Toni Kroos o Karim Benzema (8,5 millones de euros netos). Se vislumbra un final feliz en la casa del actual Rey de Europa.