Dinamo Zagreb dio el batacazo y logró la hazaña contra Tottenham en Europa League: se impuso por 3-0 (había caído por 0-2 en la ida de octavos) y pasó a cuartos de final del certamen. Aunque la gran noticia pasa por el extraordinario rendimiento de Mislav Orsic, que anotó los tres tantos del elenco croata, hay una increíble historia detrás de la clasificación.

Todo inició el pasado martes, cuando el director técnico de Dinamo Zagreb, Zoran Mamic, dimitió a su cargo luego de ser sentenciado a 4 años y 8 meses de prisión. La pena fue confirmada por la Corte Suprema de Croacia, por evasión de impuestos y por desviar dinero de transferencias de jugadores, entre ellos Luka Modric y Mateo Kovacic. 

El Larguero on Twitter

 

"Aunque no me siento culpable, renuncio como dije antes que haría si se confirmaba la sentencia. Le deseo toda la suerte al club", expresó Mamic. Su reemplazante fue Damir Krznar, su ayudante de campo y ex jugador.

Pese a las turbulencias que se sucedieron en las horas previas al partido definitorio, los campeones croatas, de la mano de Krznar y Orsic, le ganaron por 3-0 al Tottenham de José Mourinho en casa y accedieron a los Cuartos del torneo. El sorteo para conocer a su rival será este viernes desde las 9 horas, en Nyon, Suiza.