Hace algunos días, la Liga de Fútbol de los Estados Unidos anunció que empezará a aplicar una de las normas FIFA más importantes en cuanto a transferencias: el pago y cobro de los derechos de formación. La medida de la MLS la termina de adecuar al llamado "Régimen FIFA".

 

Primero es conveniente explicar ambos conceptos. El mecanismo de solidaridad y el derecho de formación tienen el objetivo de fomentar la formación de jugadores. El segundo está en el artículo 20-anexo 4 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Futbolistas y se paga cuando el jugador firma su primer contrato como profesional en el exterior o se realiza su primera transferencia de una asociación nacional a otra. El monto está estipulado en base al club de destino del jugador. Por ejemplo, si se marcha a la Liga de España, saca un aproximado de €90.000 por temporada.

También se paga por la formación entre los 12 y los 21 años de edad, pero hasta que el jugador tiene 23. Si el futbolista firma su primer contrato como profesional con 24 años, ya no se paga derecho de formación.

¿Y el mecanismo de solidaridad? Tiene tres requisitos que deben darse de manera simultánea: que exista una transferencia internacional, que se haga durante la vigencia de un contrato (que no vaya como jugador libre) y que se pague un monto determinado o a determinar de dinero. De eso, se saca un porcentaje que es un máximo de un 5%, siempre y cuando el club lo haya formado entre los 12 y los 23 años inclusive. La diferencia con el derecho de formación es que se paga siempre y cuando se den los tres requisitos a la vez.

¿Por qué ahora y no antes? Es que ahora los clubes de la MLS pusieron más dinero en sus Academias formativas y, además, ven cómo crece el interés por jugadores con matriz estadounidense.

Esta medida no cayó bien en todos los actores de la MSL. La Asociación de jugadores de la MLS puso el grito en el cielo y consideró la medida como un instrumento para coartar la libertad de los jugadores en un futuro y limitarle las oportunidades en otras ligas. Lo que señala, pese a no dar mayores precisiones, es que se van a limitar las posibilidades a los futbolistas de las Academias.

¿Qué cambió realmente? El régimen no cambió. Es el mismo que está en el Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de FIFA. La diferencia es que, antes, la MLS, de manera unilateral, indicaba que no se pagaba, independientemente de la normativa. También ocurría que, cuando los jugadores se iban, los clubes de la MLS no reclamaban derechos de formación ni mecanismo de solidaridad, algo que ahora empezarán a pedir.

Lo que ocurre ahora es que, a raíz de todos los cambios que está haciendo la FIFA (armar una cámara compensadora para el pago de las transferencias, mecanismo de solidaridad y derechos de formación, etc), la MLS se incluye dentro de la normativa FIFA.

De todas formas, la MLS no está afiliada a la FIFA; la que está afiliada es la US Soccer, la Federación Nacional. MLS es una liga privada, como la Superliga Argentina: los clubes afiliados a la misma no pagaban ni mecanismo de solidaridad ni derecho de formación. A partir de ahora, con este anuncio, indican que lo van a empezar a pagar.

¿Cuándo comienza a regir? De ahora en adelante, luego de finalizada la temporada y cuando arranque la siguiente.