(De la redacción de DOBLE AMARILLA) Bastian Schweinsteiger le dijo adiós al fútbol a sus 35 años. El volante alemán brilló en Bayern Munich y fue un engranaje clave de la conquista de la selección alemana en Brasil 2014.

El jugador al que tanto floreó Juan Román Riquelme, llevó adelante el desenlace de su carrera en la MLS. Representó al Chicago Fire, quién se quedó afuera de los playoffs por 3 puntos de diferencia. Aunque claro, fue el jugador experimentado que le permitió soñar a lo largo del torneo.

El volante jugó buena parte de su carrera en el Bayern Munich, donde ganó 8 torneos por la Bundesliga. Además, en 2013 conquistó la ansiada Champions League ante el emblemático Borussia Dotrmund de Jurgen Klopp.

Sus pasos siguientes al club bávaro pasaron por el Manchester United y Chicago Fire. En cuanto a su paso por la Selección de Alemania, fue para no olvidar. El volante, a sus 31 años, manejó los estribos de la mitad de la cancha junto con Toni Kroos. Fue una de las figuras en la final ante Argentina, dejando la vida y hasta jugando con sangre.