(De la redacción de DOBLE AMARILLA) El Chelsea y el Barcelona regalaron un atractivo partido que finalizó 1-1 y dejó todo abierto pensando en la revancha en el Camp Nou. Willian, luego de pegar dos tiros en los palos, abrió la cuenta para el elenco inglés a los 17' de la segunda mitad. Sin embargo, a 15' del final, Lionel Messi rompió su maleficio personal contra el elenco inglés y logró marcarle en el noveno cotejo en que lo enfrentó. El pase-asistencia fue de un Andrés Iniesta que leyó a la perfección un error imperdonable de Christensen. Como en 2009, Don Andrés fue protagonista de la sonrisa culé en el feudo del equipo londinense. ¿Le alcanzará al Barsa para seguir en carrera?

FIXTUREGOLEADORES