(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) En el Staples Center de Los Ángeles se lleva a cabo "la Celebración de la Vida", la ceremonia oficial en honor a Kobe y Gianna Briant. Los Ángeles Lakers, su familia y alrededor de 20 mil asistentes le brindan el último homenaje al ex jugador de la NBA.

En un estadio colmado, el escenario se decoró con rosas a su alrededor. En el homenaje se encuentran presentes la familia del ex basquetbolista y estrellas de la NBA y los Lakers como el argentino Manu Ginobili, Michael Jordan, Magic Johnson, Tony Parker, Bill Russell,entre otros.

 

 

La esposa de Kobe, Vanessa, fue una de las primeras en brindar palabras. "Gracias a todos por estar aquí, los amo a todos. Gracias por los mensajes y el amor a mi familia de todos lados del mundo. Quiero hablar de Kobe y Gigi. Primero de mi pequeña bebé", comenzó, y quebró en llanto.

“Gianna Bryant es una asombrosa alma sensible, me daba un beso a la mañana y a la noche, le gustaba ver películas de Disney con sus hermanas. Su sonrisa era un amanecer. Su sonrisa ocupaba todo su rostro. Kobe decía que era igual a mí, con su personalidad y sarcasmo. Era pura y genuina", describió.

Luego, emitió unas palabras sobre su "alma gemela". "Kobe era un gran basquetbolista, ganador del Oscar, la Mamba Negra. Para mí era Kob Kob, Bobo, mi Papichulo. Yo era Vivi, su princesa, No podía verlo como una celebridad, era mi dulce esposo, y un gran padre. Era mi todo. Estamos juntos desde que tenía 17 años, fui su primer novia, su esposa, su confidente y su protectora”, detalló.

“Me adoraba, era romántico. Planificaba viajes de aniversario y regalos en cada fecha especial. Tuvimos una increíble historia de amor. Un par de semanas antes de morir, me preguntó cómo quería pasar el resto de nuestra vida cuando no estuvieran los chicos. No tuvimos la chance de hacerlo. Ese texto significó mucho para mí. Hablábamos de cómo íbamos a ser abuelos de nuestros hijos”, agregó.

"Los quería de vuelta en casa juntos. Siguen siendo el mejor equipo, los extrañamos Bobo y Gigi. Que descansen en paz, que se diviertan en el cielo. Los amamos a los dos, por siempre. Mami”, cerró, ante una ovación generalizada.

Otro momento emotivo de la noche fue cuando Michael Jordan habló sobre Kobe: "Éramos muy cercanos amigos. Más que mi querido amigo, fue un pequeño hermano", expresó, emocionado. "Tendré que ver otro meme del Jordan llorando por los próximos 3 o 4 años...”, se animó a decir, en tono de broma.

“Era un increíble padre, increíble esposo, dedicado. Nunca dejó algo fuera de la cancha. Nadie sabe cuánto tiempo tenemos, por eso tenemos que disfrutar el momento, vivir el momento y estar cerca de los que amamos. Kobe Bryant murió, una parte de mí murió. Descansa en paz, pequeño hermano”, cerró Jordan.

 

La emoción de Jordan
La emoción de Jordan
DeportesPost on Twitter

 

Gigantes del Basket on Twitter