(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Guido Pella dio negativo por quinta vez a un testeo de coronavirus y disparó contra las autoridades del Torneo y del ATP. El argentino no pudo participar del Masters 1000 de Cincinnati por un resultado positivo de su preparador físico, Juan Manuel Galván. El bahiense no fue el único separado del torneo: le ocurrió lo mismo al boliviano Hugo Dellien, por contacto estrecho con Galván. 

Sin embargo, este domingo, los tenistas fueron sometidos a una quinta prueba, cuyos resultados dieron negativo. "Ayer a la tarde lo testearon a mi PF y, oh casualidad, dio negativo. Imagínense cómo me desperté, con las sensaciones con las que me desperté, no sé qué va a pasar ahora, quién se va a hacer cargo, quién nos va a dar una solución. Titán dio negativo y, al parecer, nunca tuvo el virus", contó Pella, en su cuenta de Instagram.

"Hoy recibí un llamado del Departamento de Salud diciendo que no voy a salir de la habitación hasta el 31. Quiero creer que fue un error y que me lo dijo antes de saber el test, pero cuando empecé a ver los mensajes que me habían mandado todos, del resultado de 'Titán' y la llamada de esta persona, no coincidía", continuó. "Titán había recibido, hacía bastante tiempo el resultado", agregó.

Por otro lado, consideró que "hubo un grave error, un gravísimo error, de parte de alguien y ojalá que me puedan dar las explicaciones porque lo que pasé esta semana fue muy difícil". 

Por otro lado, Hugo Dellien también realizó un descargo en las historias de Instagram. Contó que desde la organización "accedieron a hacerle un nuevo test, no querían por tema de protocolos, pero le hicieron después de varias peticiones y presiones y dio negativo", en referencia a Galván. "La verdad que es una locura lo que está pasando. Creemos que se tomaron malas decisiones y esperemos que alguien se haga cargo de esto", agregó.

 

Marcas on Twitter

 

"No sabemos exactamente quién tomó estas decisiones pero sí nos la están haciendo pasar bastante mal, pasar días encerrados en una habitación es duro porque veníamos con muchas ganas de jugar y después de todo esto se hace bastante difícil", se sinceró Dellian.

También replicó la información dada por Pella: al tenista boliviano lo llamaron desde el Departamento de Salud y le comunicaron la misma información, encerrados hasta el 31 de agosto. "Nos tienen encerrados hasta el 31 con la posibilidad de poder ir a entrenar a otro club, pero realmente es muy difícil y esperemos que pronto se solucione todo", cerró.