Justo al cumplirse un año de la Superliga 2019/20 conquistada en el sprint final a River, Boca volvió a demostrar todo su repertorio. La víctima fue Vélez, en Liniers. Al finalizar el juego, Carlos Tevez aseveró: "Ganamos 7-1, así que estoy contento por el rendimiento del equipo. Era lo que nos estaba faltando".

TNT Sports Argentina on Twitter

 

"Nos tenemos que dar cuenta que somos los bicampeones, que adentro de la cancha tenemos que demostrarlo. Tenemos que hacer que nos respeten un poco más, porque por algo salimos campeones nosotros, se lo tenemos que hacer saber a los chicos. Por algo salimos campeones de vuelta", manifestó en formato de arenga el "10" Xeneize, que reapareció con barba, pero con el mismo entusiasmo de siempre.

También, Carlitos reflexionó: "Ni cuando ganamos somos los mejores ni cuando perdemos los peores. Hay que tener una línea y podemos hacer historia y ganar el tricampeonato, pero hay que correr, meter y cuando se puede jugar se juega. Hay que empezar de nuevo".

Cardona entre la "confianza" del cuerpo técnico y por qué besa al pelota

El colombiano es el arma letal de Boca. De su calidad indudable, el Xeneize ha encontrado agua en el desierto o como ponerse al frente en un partido de trámite esquivo o complejo, como lo era el que jugaba ante Vélez.

El colombiano inventó un golazo de tiro libre para poner al Xeneize 1-0 arriba: "Cuando tenés continuidad, ritmo y la confianza del cuerpo técnico todo se hace más sencillo. Me he sentido cómodo, muy contento y aprovecho las oportunidades en cada partido", expresó.

TNT Sports Argentina on Twitter

 

"Cuando cogí al balón le dije a Carlitos (Tevez) que le iba a pegar por abajo. Me dijo que le diera con confianza. Sabía que la barrera iba a saltar, se dio un lindo gol. Se lo dedico a mi familia y a Dios", continuó Cardona que además explicó porque besa la pelota: "A la pelota hay que acariciarla, es lo que nos da todo. A mí me da muchas alegrías, es mi trabajo, es lo que amo. Creo que la pelota no se puede maltratar", reflexionó.

Russo, satisfecho y el "amor propio del equipo"

El DT Xeneize sabía que se jugaba una parada brava en Liniers, incluso si Boca no lograba ganar, algunos ponían en duda a Russo. El 1-7 dejó al DT bien parado y lo puso de buen humor y de semblante inmejorable de cara al duelo ante River.

“Son noches importantes en cuanto a los niveles de juego. Pudimos concretar en la red todo lo que fuimos buscando”, fue el primer análisis que hizo el técnico de 64 años: "Ni un día todo es tan malo, ni otro es todo tan bueno. Valoro el nivel de superación que tiene este equipo. Vamos mejorando", advirtió en línea con Tevez.

TNT Sports Argentina on Twitter

 

"Sabemos que no tuvimos buenas actuaciones, pero no perdimos todavía y por sobre todas las cosas tenemos amor propio”, resumió Miguel. Sobre el duelo ante River, Russo sólo dijo: "Lo que se viene es un clásico y sabemos de qué manera jugarlo”.