La Corte Suprema dejó hoy en firme las condenas a prisión perpetua para los hermanos Alan y William Schlenker, ex barras bravas de River Plate, por el crimen de Gonzalo Acro, ocurrido en agosto de 2007.

El homicidio de Acro se produjo en el marco de una disputa entre facciones antagónicas de "Los borrachos del Tablón", como se conoce a la barra riverplatense.