Boca y River empataron 1-1 en el Superclásico que tuvo lugar en La Bombonera. Más allá de los goles, dos jugadas se llevaron todas las miradas: la triple atajada de Franco Armani y el pique milagroso en el arco rival, defendido por Esteban Andrada.

El primero de los momentos tuvo lugar a los 16 minutos del segundo tiempo, tras varias grandes reacciones del arquero del Millonario. A los 44', cuando ya estaba por finalizar el partido, algo muy particular se dio también en el área contraria, defendida por Boca. La pelota hizo una extraña parábola, picó en la línea y terminó sin entrar al arco.

¡Repasá ambas jugadas!

 

 

SportsCenter on Twitter