(De la redacción de DOBLE AMARILLA) El coronavirus plantea diversos escenarios para el país en materia sanitaria. Si bien todos tienen innumerables obligaciones -sobre todo de higiene-, algunas provincias empiezan a tener “posibilidades”. Esas posibilidades son el ascenso a la “Fase 4”, donde la cuarentena empieza a ser más flexible y, en algunos casos, se puede garantizar el retorno a la actividad.

En el caso de Jujuy, las cifras son alentadoras y solamente se dieron cinco casos de infectados y ninguna víctima fatal. Gerardo Morales, gobernador jujeño, anticipó días atrás que muchas actividades y asociaciones civiles irían reabriendo sus puertas bajo estrictos cuidados y protocolos recomendados por el Ministerio de Salud tanto nacional como provincial.

Hasta ahora el primer club en retornar al ruedo deportivo es el Club Gorriti. Además de tener una fuerte competencia futbolística en la Liga Jujeña de Fútbol, tiene muchas actividades deportivas a nivel masculino y femenino. Doble Amarilla dialogó con Jorge Zamudio, presidente del club: “Nuestra institución está haciendo actividades a partir de la habilitación del gobierno provincial con protocolos en mancomunado trabajo con el Comité de Emergencia. Habilitaron actividades y adecuaciones físicas”.

Las habilitaciones para los regresos, si bien tienen una gran parte de riesgo por exponerse a los contagios, tienen que ver con la necesidad de que las instituciones recauden dinero para apalear la crisis. Y  por qué no, para que la gente pueda salir a distenderse y recuperar actividad deportiva y social.

“Tenemos instalaciones  adecuadas como cancha de fútbol reglamentaria, dos gimnasios (uno al aire libre y otro cerrado), a su vez una cancha de césped sintético y espacios a los costados donde hacemos fútbol infantil. Contamos también con un salón para gimnasia artística”, expresó a este medio Zamudio.

Ahora bien, ¿cómo se dio el regreso? Esto explicó el presidente de Gorriti: “Nosotros  venimos trabajando un protocolo interno y cada profesor tiene un espacio designado. Esto fue elevado al Comité Operativo de Emergencia y fue aprobado. A su vez tuvimos la visita del secretario de Deportes de nuestra Provincia que es quién está monitoreando la situación y controlando que se cumplan los protocolos”.

 

Club Gorriti y la vuelta a los entrenamientos. Foto: El Tribuno.
Club Gorriti y la vuelta a los entrenamientos. Foto: El Tribuno.

 

Para conocer la situación del fútbol en Jujuy, Doble Amarilla también dialogó con Ricardo Juárez, presidente de la Liga Jujeña de Fútbol: “Nosotros enviamos al Comité Operativo de Emergencia un protocolo de entrenamiento controlado tomando en cuenta las medidas de bioseguridad que corresponden y todo lo que está en auge en estos momentos. Los clubes también empezaron a realizar protocolos particulares para que se cumplan los protocolos de forma interna”.

Sobre el Club Gorriti, Juárez explicó: “El club volvió a hacer en lo futbolístico una especie de pretemporada con entrenamientos grupales de no más de 15 jugadores y con la intención de reactivar el movimiento y la contención de los clubes. Es importante que genere recursos porque la situación económica es bastante jodida”.

El presidente de la Liga también manifestó que la intención es que muchos clubes regresen a las actividades de manera planificada y con el fin de que se generen ingresos para afrontar el momento económico. También le expresó a Doble Amarilla que son conscientes de la situación y que no buscan planificar ideas que quizás no puedan ser llevadas a cabo por el contexto deL covid-19.

A su vez, el titular de la Liga de Jujuy aclaró que Gorriti no será el único caso, sino que la idea es que en el transcurso de las semanas se sigan sumando más clubes al retorno de la actividad. “Todavía el retorno del juego está en espera y está sujeto a las habilitaciones y la evolución de la pandemia. Lo importante ahora es que los clubes puedan regresar y que accedan a recursos para poder darle mantenimiento”, expresó.

La necesidad económica es clave en estos regresos y los clubes lo hicieron saber. Tras el cierre de las puertas en el inicio de la pandemia, las instituciones dejaron de recaudar. Si bien muchos pudieron acceder a subsidios provinciales y el plan del Gobierno Nacional ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción), los números siguen sin cerrar.

“Nosotros vivimos de los socios. Con algunos subsidios y las transferencias de AFIP se pudieron cubrir parte del salario de los trabajadores del club. También hicimos un llamado solidario a los socios del club para que, reduciendo la cuota el 50% algunos puedan aportar y que el impacto económico sea menos doloroso. También recibimos subsidios de $60 mil por parte de la Secretaria de Deportes de la Nación articulada con la Secretaria de Deportes de la Provincia. A su vez, el gobierno provincial lanzó una tarifa social de agua y energía para las instituciones deportivas”, expresó el dirigente de Gorriti.

Por último, Zamudio dijo: “Nosotros tenemos la suerte de contar con muchas actividades y ser un club completo. Para nosotros poder largar la mayoría de las actividades es una satisfacción y una enorme responsabilidad para poder cumplir con la sanidad y las cuestiones protocolares”.