Güemes de Santiago del Estero logró un histórico ascenso a la Primera Nacional al imponerse por 4-2 a Villa Mitre en los penales, tras el 1-1 en tiempo reglamentario. Pablo Martel, entrenador del ‘Gaucho’, conversó con Doble Amarilla luego de conseguir el objetivo.

El DT desglosó el devenir de la temporada, con la pandemia de por medio y destacó el esfuerzo de los jugadores para conquistar el ascenso a Primera Nacional. “Se hace duro por lo emocional y la tensión, tratamos de decirle al jugador que esa tensión no nos bloquee y los motive”, remarcó.

Además, Martel se refirió a los rumores extrafutbolísticos que se generaron en torno al equipo santiagueño y manifestó que el plantel está seguro de sus fortalezas. "Sabemos qué recursos utilizábamos a la hora de enfrentar cada partido", detalló. También apuntó contra Ricardo Caruso Lombardi: "No me parece ético que un entrenador critique a otro o que cuando le toque perder un partido salga a hablar mal de su par, porque después se llena la boca hablando de colegas y cuando perdés, no tenés que criticar a todo el mundo sin medir consecuencias”.

 

- Doble Amarilla: ¿Cómo fue ganar un torneo tan difícil y complicado como el Federal A?
- Pablo Martel:
La verdad que jugar este torneo no es fácil, hay equipos con historias muy grandes detrás y hay mucho que buscan el tan ansiado ascenso a la Primera Nacional. Es un desgaste importante en cuanto a lo físico, lo emocional, viajar distancias tan largas y que todas sean finales y siempre hay que pedirle más al jugador, se hace duro por lo emocional y la tensión y tratamos de decirle al jugador que esa tensión no los bloquee y los motive. Es muy meritorio para nosotros que hayamos conseguido el ascenso, estamos orgullosos y contentos y hemos hecho historia en el club, entonces ahora hay que estar a la altura de las circunstancias y las categorías.

-DA: ¿Cómo fue esta temporada con la pandemia en el medio?
-PM:
Nosotros hemos aprovechado el tiempo de parate y cuarentena para fortalecer el vínculo con los jugadores, capacitarnos y mirar muchos partidos de la zona sur y cuando se generó la vuelta a los entrenamientos los planificamos de buena manera para llegar bien al primer partido y no mucho más y por suerte no tuvimos muchos lesionados pero si sufrimos consecuencias por el covid. Hemos tenido entrenamientos con 14 jugadores y por eso lo hemos tenido que ir manejando, viendo como hacíamos con el trabajo para llegar bien al debut y a algunos les costó hasta la tercera fecha para adaptarse, pero tuvimos un plantel largo y competitivo, la línea del que jugaba con el que no jugaba era fina y eso me daba la chance de tener variantes, eso fue una gran ventaja.

- DA: ¿Cómo manejaron lo que se hablaba sobre lo extra futbolístico? ¿Lo han tenido que hablar con los jugadores para saber cómo llevarlo?
- PM:
La verdad que como cabeza de grupo no nos ha hecho falta tener que manejar todo lo que se ha generado en contra de Güemes de manera tendenciosa porque nosotros estamos muy seguros y sabemos que recursos utilizábamos a la hora de enfrentar cada partido. Sacrificio, solidaridad, profesionalismo porque todos los días nos levantamos a las seis de la mañana para entrenar a la siete entones todas aquellas personas que opinan de Güemes quiero y deseo que se tomen el tiempo de observar los partidos que hemos jugado, repasar nuestros números y nuestra campaña y eso les dará la pauta que hemos sido un equipo regular, que no hemos renunciado nunca a nuestra idea y al modelo de juego, que siempre defendimos nuestra identidad y eso implica ser ofensivos y generar muchas situaciones de gol por partido, lo que genera pisar mucho el área rival. Por eso digo que a nosotros nunca nos preocupó eso, nunca nos sacó el foco y lo utilizábamos para motivarnos.

- DA: ¿Le molesta como DT de Güemes que se les quite mérito por ascender debido a esto?
- PM:
No me molesta porque estoy seguro de lo que hago como entrenador y de lo que hace mi cuerpo técnico, de lo que trabaja y de los jugadores que tengo. Nosotros cuando vienen esas críticas y opiniones tan subjetivas, analizamos de donde provienen y cuando nos damos cuenta de donde vienen, no le damos importancia.

- DA: ¿Y analizaron de donde provienen?
- PM:
Por ejemplo, de una persona como Caruso Lombardi porque si te pones a repasar es la primera persona que pone en tela de juicio el trabajo de los entrenadores siendo que después viene a Santiago Del Estero o a cualquier provincia para buscar votos porque ahora quiere ser gremialista y cumplir eso. Cuando veo que las críticas vienen de una persona como Caruso lo único que hago es seguir trabajando porque no me interesa en lo más mínimo lo que pueda opinar una persona que le cobra a los jugadores.

- DA: ¿Y qué opina de esas críticas que usted hace referencia de un DT hacia otro?
- PM:
No me parece ético porque después lo primero que dice es colega, pero eso se es en todo momento y hay que defenderse, compartir conocimientos y tender una mano no para criticar el trabajo de nadie, si es que todos somos colegas. No me parece ético que un entrenador critique a otro o que cuando le toque perder un partido salga a hablar mal de su par, porque después se llena la boca hablando de colegas y cuando perdés, no tenés que criticar a todo el mundo sin medir consecuencias. Atrás de eso hay mucho trabajo, hay jugadores que trabajan todos los días y cuerpos técnicos, pero no me molesta porque sé que herramientas y recursos utilizamos: como te dije, profesionalismo, humildad y mucha pasión.

- DA: Lo acaba de decir, ¿le pasó alguna vez que algún jugador le contó que Caruso le quiso cobrar?
- PM:
Me reservo esa opinión porque no quiero entrar en ese terreno, pero una persona para emitir juicios de valor sobre un árbitro, una jugador o un entrenador primero tiene que tener una mirada interna sobre lo que es como persona y lo que hace con él y los demás, por eso prefiero guardarme eso para mí pero si lo dije es porque claramente tengo mis argumentos.