(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Central Norte cosechó un importante triunfo de visitante ante Talleres de Perico en los cuartos de final del Torneo Regional Norte. Y no termino todo ahí: el encuentro debió suspenderse porque los hinchas del elenco local invadieron el campo de juego, prendieron fuego la cancha y, también, hirieron a los futbolistas rivales cuando se iban al vestuario con pirotecnia.

Antes del inicio del encuentro, además, fueron recibidos con amenazas en el vestuario: las pintadas decían "Salteños, los vamos a matar", "no salen vivos hoy".

 

 

El vicepresidente de Central Norte, Matías Aramayo contó detalles sobre los incidentes y explicó que al retirarse de la cancha, los locales tiraron una bomba molotov con esquirlas que hirieron a cuatro jugadores, al dirigente, y provocó que varios futbolistas se desmayen, según informa FM 89.9.

En tanto, aseguró que durante la semana advirtió, mediante una nota, al Gobierno y a la Secretaría de Jujuy sobre los posibles hechos de violencia, que finalmente sucedieron.

Al respecto, denunció que no se tomaron las medidas suficientes para asegurar las seguridad del plantel y que los efectivos policiales se reían ante el pedido de ayuda y de intervención. Por otro lado, apeló al árbitro, para que informe sobre los lamentables incidentes, ya que también fue agredido.