(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Luciano Camiñas, vicepresidente segundo de Almagro, charló con Doble Amarilla respecto a una medida que decidió tomar el club de cara al choque frente a Defensores de Belgrano: vender entradas 2x1. ¿El objetivo? ''Tratar de acercar nuevamente a la gente a la cancha''.

En charla con este medio, el directivo del Tricolor expresó las dificultades económicas que implican la Primera B Nacional, el elevado costo de los operativos policiales, los viajes al Interior y se refirió a los cambios que se vienen en la categoría: ''Sacar los promedios puede premiar a un club que no hace las cosas de manera prolija. No veo conveniente el regreso a los torneos cortos con este contexto macroeconómico''opinó.

 

DOBLE AMARILLA: ¿Cómo se gestó la medida de vender entradas 2x1?
LUCIANO CAMIÑAS
: La comisión directiva lo tiene pensado desde hace varias fechas, desde el campeonato anterior teníamos la idea inclusive. Estábamos esperando a que otras  instituciones  lo implementen (Los Andes, Villa Dálmine) para no ser los precursores de la medida a nivel clubes, es decir, queríamos tener alguna base y algún ejemplo para que la implementación sea efectiva. Mientras, íbamos midiendo la expectativa y repercusión en los otros equipos para ver cómo podía influir en nuestros socios. No queríamos correr el riesgo de que no funcionara, por eso preferimos aguardar. Luego nos juntamos con varios dirigentes y se dio que lo podíamos hacer, aunque obviamente no tenemos la posibilidad de regalar entradas todos los partidos.


DA: ¿Hubo un pedido por parte de la gente para que tomen esta medida?
LC
: Queríamos acercar a la gente de vuelta a su casa, el público nos lo estaba pidiendo en las redes sociales. Lo que ocurre es que hay un gran porcentaje del costo de la entrada que es de AFA, entonces la gente muchas veces no entiende que, regalando una entrada, ese costo lo tenemos que asumir igual.


DA: ¿Cuánto influye la crisis económica? ¿Y el costo de los operativos?
LC
: Abrir el estadio le está saliendo $200 mil a Almagro entre Policía, organismos de Utedyc, concentración y gastos relacionados. El 65% de eso es Seguridad, el resto va a concentración y costos como el micro y ambulancia. La Policía aumentó casi 300% en los últimos dos años, que eso lo dicen desde todos los clubes. Si el caudal de gente no acompaña, hay que destinar presupuesto de lo deportivo para poder abrir el estadio. Este mes tenemos tres partidos de local, con lo cual hay $600 mil de gastos.


DA: ¿Es el gasto que más impacta?
LC
: El gran tema son los viajes. Un viaje como el que vamos a afrontar con Jujuy para enfrentar a Gimnasia, con 30 pasajes de avión, nos ronda los $500 mil. Eso incluye un lugar turístico, hotel, viaje, transporte en la ciudad. Lo relacionado al transporte aumentó por arriba de la inflación. Lo que son cenas, almuerzos y demás aumentaron acompañando la inflación. Las habitaciones de hotel subieron un porcentaje enorme y los incrementos de AFA y los de sponsors no acompañaron la inflación. Antes de final de torneo, aparte de ir a Jujuy, tenemos que ir a Córdoba para jugar con Instituto y a Santiago del Estero. Entre fin de marzo y fin de abril, tenemos tres viajes más los partidos de local... de acá a final de campeonato, son prácticamente $2.000.000 entre viajes de larga distancia y partidos en nuestro estadio. No es fácil y es muy costoso.


DA: ¿Qué piensa del final de los promedios en el Ascenso?
LC: No comparto y la comisión directiva de Almagro no comparte. Hacemos las cosas de manera prolija a pesar de tener un presupuesto acotado y hemos demostrado ser protagonistas, eso ha ayudado a tener un promedio bastante alto. La eliminación de los mismos haría que un club pueda descalabrar en algunas cosas y, aún así, lograr un ascenso o un descenso. Pienso que se puede terminar premiando a un equipo que no hizo las cosas de manera tan prolija.


DA: ¿Y en cuanto al regreso de los torneos cortos?
LC
: Es relativo. Si hacemos un torneo corto, va a ser competitivo, habrá que viajar igual que ahora... creo que, en este tipo de épocas, se debería mantener lo que veníamos haciendo desde hace tantos años para no entorpecer la economía de un club con un cimbronazo o con un cambio tan de golpe. En esta situación macroeconómica con un contexto inflacionario y con el aumento de AFA que no acompaña, estos cambios no los veo convenientes. Ni hablar de un cambio de esta índole cuando el campeonato ya está comenzado.