Las asistentes argentinas Mariana De Almeida y Daiana milone se convirtieron en las dos primeras mujeres en actuar como juezas de línea de los partidos Racing-Nacional, de Montevideo y Defensa y Justicia-Delfín, de Ecuador, respectivamente.

De Almeida fue la primera por una cuestión cronológica, ya que su partido comenzó a las 17 en Avellaneda, mientras que muy cerca de allí y dos horas más tarde lo hizo Milone en Florencio Varela.

Este suceso también fue celebrado por la AFA, ya que el propio presidente, Claudio Tapia, lo destacó en la cuenta oficial del máximo organismo del fútbol argentino.

 

Y en el mismo sentido se manifestó la Asociación Argentina de Árbitros, que por la misma vía de redes sociales manifestó lo siguiente: "Orgullo sentimos por nuestras afiliadas. Este es fútbol latinoamericano que se construye en la base de la igualdad".

Estas posibilidades para las dos asistentes argentinas se dieron a partir de que arrojaron resultados positivos los testeos realizados a la cuaterna brasileña designada para controlar el partido que Nacional le ganó a Racing por 1-0 con gol del argentino Gonzalo Bergessio, de tiro penal.

 

Esto provocó un intercambio de árbitros entre este partido y el de Defensa y Justicia con Delfín, derivando en que De Almeida se convirtiera en la asistente 2 en Avellaneda y Milone ocupara la misma función en Florencio Varela, en la victoria por 3-0 de Defensa y Justicia ante Delfín.