Hernán Crespo hizo historia y levantó el primer título de su carrera como DT en Defensa y Justicia. El entrenador de 45 años se metió en el libro dorada de la historia del Halcón, que por primera vez salió campeón a nivel continental. Luego del encuentro, en conferencia de prensa, el ex delantero no dudó en afirmar que fue "el mejor partido d ela historia" de la institución.

"Hermoso en lo personal. Hace un año que no veía a mis hijas, apostando a este grupo de jugadores, sabiendo que en la vida hay que hacer sacrificios. No hay que claudicar, hay que creer en uno mismo, en las ideas, en los jugadores. Esa elección personal tenía sustento. Ver a mis hijas en la cancha, que hayan visto el mejor partido de la historia de Defensa y Justicia... va a ser una final muy recordada, por las formas", expresó.

Seguidamente, llenó de elogios a sus dirigidos por su desempeño en el encuentro: "El partido que hicieron estos muchachos es una locura, de prolijidad, precisión, disciplina, orden, valentía, coraje, agallas. De creer en una forma y plasmarlo de la manera y con la autoridad que lo plasmaron. No hay gozo mayor que jugar de la manera que jugamos y obtener el resultado que obtuvimos".

CONMEBOL Sudamericana on Twitter

 

Por último, destacó el trabajo realizado por Lanús y por Luis Zubeldía en los últimos años. "Hoy como entrenador me toca ganar, pero no quiero obviar el trabajo que hizo Luis Zubeldía. Dándole espacio a muchos chicos, dándole una línea de juego, una identidad, es para aplaudir lo que viene haciendo la institución hace tiempo. Reconocer el trabajo de Luis Zubeldía", señaló.

"Hoy las cámaras están hacia mí, pero yo no soy mejor entrenador que Luis Zubeldía. Hay que respetar al rival, hay que dignificar al rival, porque eso te hace más grande. La dificultad que nos generó en todo aspecto es fruto del trabajo de Luis, así que aprovecho para felicitarlo por lo hecho hace muchísimos años", concluyó.

Crespo, como entrenador, arrancó en 2015-2016 en Modena de Italia. Se marchó con un salto negativo, pasando a Banfield en 2018-2019. Llegó a Defensa y Justicia para la temporada 2019-20. Luego de nueve partidos, y tras estar muy cerca de marcharse a Independiente, se consagró campeón de manera invicta en la Sudamericana.