(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Más allá del furor por su nueva camiseta, el Universo Boca sigue entregando noticias de todo tipo. El delantero Ramón "Wanchope" Ábila volvió a lesionarse y sufrió un esguince en el tobillo izquierdo, según el parte médico.

El delantero que fue descartado para Cruz Azul en las últimas horas no pudo completar el entrenamiento matutino por un fuerte golpe y horas más tarde el parte médico determinó un esguince en su tobillo izquierdo con dolor sobre el ligamento talofibular, por lo que necesitará realizar trabajos de kinesiología para recuperarse. 

 

Boca Jrs. Oficial on Twitter

 

En paralelo, luego del entrenamiento, habló Lichi López. El defensor se ilusionó de cara a lo que viene, para un semestre que empezará muy pronto y que tendrá la Copa Libertadores 2020: "Se trabajó doble turno todos los días. Fue duro, sabemos que no tenemos mucho tiempo, así que el Míster intenta que hagamos entrenamientos completos, con trabajo físico y táctico. Los objetivos nuestros son claros. Hay que trabajar duro para mejorar las cosas malas que hicimos el torneo pasado. Sabemos que estamos en deuda desde lo futbolístico, por eso estamos trabajando mucho en eso", explicó el central. 

"Muchos partidos que hemos perdido fue porque no jugamos bien al fútbol. Y muchos que hemos ganado tampoco los ganamos jugando bien. Por eso digo que es la deuda que tenemos", enfatizó, muy autocrítico del nivel del equipo.

"Miguel, a pesar de que empezamos hace poco, te das cuenta que sabe de fútbol, que tiene mucha experiencia, que tiene un cuerpo técnico que trabaja con mucha intensidad. Y hace hincapié en que tenemos que jugar mejor al fútbol, en que hay que salir jugando, generar muchas situaciones de gol", cerró el defensor.