(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Lucas Pusineri llegó a Independiente con la esperanza de enderezar el rumbo del primer equipo. El ex goleador, campeón con el "Rojo" en el 2002, tomó las riendas del conjunto de Avellaneda con la esperanza de devolverlo a lo más alto.

En diálogo con Doble Amarilla, uno de sus ayudantes, Matías Villavicencio, se mostró "ilusionado con el desafío". "El club creció a pasos agigantados, ojalá que la gente nos acompañe. La forma de jugar va a ser la que marca la historia de Independiente: salir a jugar y atacar por todos lados", remarcó el otrora secretario técnico de Independiente.

 

LA ENTREVISTA COMPLETA, A CONTINUACIÓN:

DOBLE AMARILLA: ¿Cómo está usted y el cuerpo técnico con este regreso a Independiente?

MATÍAS VILLAVICENCIO: La verdad que es algo muy lindo para nosotros volver a estar en este club donde logramos algo tan importante en el 2002, bajo la conducción de Gallego. Era un grupo de enorme seres humanos por sobre todas las cosas. Éramos todos muy jóvenes y hoy nos volvimos a encontrar. Estoy disfrutando mucho y con muchas ganas para afrontar este desafío, ya desde otro lado.

DA: ¿Cómo fue la espera para enterarse que Pusineri sería el DT y cuándo se enteró que iba a ser parte?

MV: Lucas tenía un deseo muy grande de venir al club. Hace dos años atrás, sé que había estado cerca, no se le dio y tuvo que ir a hacer carrera a otro país. Gracias a Dios, le fue muy bien en Colombia y hoy tiene esta posibilidad acá. Leo Díaz había trabajado ya con él allá como casi todos. A mí y a Galarza se nos dió la posibilidad acá. Lucas me dió esta chance y la verdad es que estamos felices, contentos, con muchas ganas de trabajar y aportar nuestro granito de arena para tratar de devolverle algo al club que tanto nos dio siempre. Realmente, estamos todos muy contentos.

DA: ¿Cómo le gusta jugar a este cuerpo técnico? 

MV: La forma es siempre la que demanda el club por historia: salir a jugar y a atacar en todos lados, ser protagonistas. Todos sabemos que el fútbol argentino es distinto, pero no deja de ser fútbol. Tenemos una camiseta muy grande y eso hay que llevarlo a la cancha y demostrarlo. Como siempre dice Pusi: con mucha humildad, con trabajo, sacrificio y responsabilidad, que es lo que siempre inculcamos. Por supuesto que habrá que conseguir resultados porque en el fútbol todos sabemos que lo más importante es eso, pero si nos basamos en estas cosas que son las que Lucas inculca, creo que podemos lograr cosas importantes. Hay que trabajar a full día a día y seguir creciendo para afrontar el partido con River, porque ya tenemos la cabeza puesta en eso.

DA: Desde el 2002 para acá, a nivel nacional a Independiente le costó... ¿sueñan con repetirlo?

MV: La espera se hizo larga para todos los hinchas y el que quiere al club. Todos sabemos que es difícil y no es fácil, porque a todos les cuesta pelear un campeonato. Obvio que sería un sueño realizar eso, pero hoy por hoy estamos a nueve puntos del puntero con un partido menos y es clave sacarlo adelante. Después quedan 21 puntos, es mucho y siempre hay que soñar que se puede, pero con los pies sobre la tierra, sabiendo que tenemos un gran plantel y que todos vamos para adelante en busca de eso, de la mano. Esperamos que la gente acompañe como lo hizo siempre porque acá son cuatro patas: jugadores, cuerpo técnico, dirigentes e hinchas, si vamos todos juntos, sin dudas nos irá muy bien, porque Independiente es muy grande.

DA: ¿Encontró un club muy cambiado? ¿Y el Libertadores?

MV: Es todo totalmente distinto, creo que el club creció a pasos agigantados. Ayer estábamos comiendo y le dije a Lucas 'Mirá, pensá que a nosotros antes no nos daban ni una fruta y hoy comemos acá en en club”. Esas son cosas muy lindas para el crecimiento de la institución. Ayer, cuando entraba al predio, me agarró un cosquilleo en el estómago. Hacía años que no entraba: las instalaciones, la cancha, los vestuarios, el centro de alto rendimiento que hicieron con la mano gigante de Gaby Milito y el Kun, que sé cuánto aman a Independiente. Todo fue crecimiento y sé que los dirigentes a futuro siguen haciendo cosas. Obviamente también conseguir resultados, porque para una institución enorme como esta todo eso es muy importante.