(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Setenta y ocho días después, casi tres meses más tarde del entrenamiento que protagonizaron los jugadores de la Selección antes de partir rumbo al Mundial, el césped de la cancha de Huracán continúa en malas condiciones.

 

 

De esas escenas aquel 27 de mayo a la mañana, al partido ante River, con el que ambos equipos levantaron el telón de esta edición de la Superliga pasaron 78 días en los que Huracán trabajó en el campo de juego pero no lo suficiente para que el mismo luciera de la mejor manera. 

Hoy lo sufrieron el 'Globo' y River en el choque de Superliga. Ambos conjuntos tuvieron enormes dificultades para desplegar su juego. Las imágenes de la TV hablaron por sí solas. Este caso de Huracán se hace masivo por el recordado entrenamiento de la Selección y este primer partido ante un equipo grande. También le pasó a River, hace poco, la situación de presentar un campo de juego en mal estado. En su momento, el Estadio Córdoba estuvo afectado por lo mismo, y se podría seguir enumerando los casos. 

 

El reglamento de la Superliga tiene contemplado el estado de los campos de juego, el tema del riego del césped antes de los partidos y las comodidades y servicios de los vestuarios en los Estadios en sus apartado destinados a las licencias y a las competencias. Más allá del caso de Huracán (este fin de semana), de otros (antes y después) y del perjuicio futbolístico para los equipos que tienen que jugar en un campo de juego en malas condiciones, el principal perjudicado es el espectáculo. Y justamente el expectáculo es el producto que debe vender y cuidar la Superliga. 

Por eso, durante el desarrollo del partido, mientras se sucedían las críticas de los medios y los hinchas, en Superliga resolvieron convocar a una reunión para esta semana, para tratar este tema. Tal fue el estado del campo de juego que incluso en la transmisión oficial criticaron la situación y emitieron un compilado de situaciones de juego donde se evidenciaban las dificultades que tuvieron que sortear los jugadores para trasladar el balón. 

La convocatoria a la reunión se hace porque, como se dijo, la insfraestructura y los campos de juego están contemplados en el sistema de licencias. En esta reunión, se podría llegar a algún tipo de advertencia para Huracán. A su vez, hay un responsable y un comité de licencias que es el que termina definiendo si hay sanciones o no.