(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Marcelo Martín, vicepresidente tercero de Unión, habló en exclusiva con Doble Amarilla y explicó los motivos que lo llevaron a no presentarse en las venideras elecciones presidenciales.

En tanto, el dirigente analizó la "compleja" situación institucional del Tatengue, marcó las diferencias con el presidente Luis Spahn y manifestó que no se aleja de la vida política del club. También habló del Decreto 1212 y de las consecuencias que traerá aparejadas para las entidades deportivas.

 

LA ENTREVISTA COMPLETA, A CONTINUACIÓN:

DOBLE AMARILLA: ¿Porque finalmente definió alejarse de la política de Unión? ¿Tiene pensado colaborar desde otro lado?

MARCELO MARTÍN: Lo que decidimos con un grupo de directivos actuales y más gente que nos acompaña en un proyecto de trabajo desde hace un tiempo es no integrar listas en esta ocasión. En primer lugar, porque nosotros tenemos un espacio donde venimos trabajando hace más de cinco meses vinculado más a una idea de que existan consensos amplios, generosos, lo suficientemente importantes como para cambiar determinados mecanismos de gestión internos del club que creemos que no están bien. En Unión hay cosas que se hicieron bien y hay cosas que hay que mejorar y entendemos que lo mejor era buscar consensos y no llegar a esta estratificación de listas que existe hoy en día, entonces nos quedaba esta variante de ir a una cuarta lista o trabajar fuertemente en lo que nosotros entendíamos que era la mejor herramienta.

DA: ¿Qué conclusión obtuvieron tras un período de trabajo?

MM: No tuvimos los resultados que esperábamos y consideramos que no es una buena variable la de establecer una cuarta lista porque la estratificación es tan grande que conspira contra los intereses del club o, al menos, esa es nuestra visión. Dimos una conferencia de prensa donde detallamos cuáles eran los puntos que creíamos que Unión tenía que modificar y en que podíamos trabajar para un Unión más grande y por ahí no resultó lo que esperábamos. En esta situación política, hemos decidido no alejarnos de la vida de Unión porque estamos constituyendo una agrupación, pero sí que no vamos a participar del proceso eleccionario.

DA: Esto de no diversificar tanto en cuanto a cantidad de listas o candidatos ¿tiene que ver con que entienden que lo mejor era que haya más consenso porque sería lo mejor para Unión?

MM: Yo lo que digo es que la foto de Unión deportivamente es buena pero la película institucional es compleja porque la situación del país es compleja. Porque no está resuelto en cuánto va a impactar la modificación del sistema previsional, porque la realidad de las contrataciones deportivas de Unión no está en los términos en que nosotros esperamos y hablo puntualmente de los jugadores. Hay un montón de cuestiones que arreglar y eso se podía hacer en tanto y en cuanto se cambien mecanismos para oxigenar a la comisión directiva y se evitara este tipo de estratificación política porque creo que no es sano, ya que cuatro listas no lo son para ningún club y si esa era la única variante, no la consideramos potable.

DA: Por eso se terminaron de bajar...

MM: Pedir que haya consensos, buscar la forma de que fuesen una o a lo sumo dos listas y después terminar en cuatro era un contrasentido, y como íbamos camino a esa situación, tomamos la decisión de no Integrar ninguna lista.

DA: ¿Qué puntos son los que creen que están bien y cuáles son los que hay que cambiar?

MM: Lo que nosotros queríamos cambiar eran procedimientos internos, ver el tema de la forma de contratación de jugadores, el esquema presupuestario que no es sólido y creemos que se puede mejorar, existe capacidad  de recaudación alternativa que no estamos explorando, estamos planteando la profesionalización de determinadas áreas que creo que son factor fundamental, hay una serie grande de cambios. Le hemos enviado 12 puntos al presidente en su momento para sentarnos a charlar sobre cada uno de ellos y que era lo que entendíamos como la matriz de un proyecto de Unión a futuro. Todo el mundo tiene derecho a pensar de otra manera, y eso fue lo que pasó.

DA: ¿Y va a estar a disposición para trabajar en lo que buscan?

MM: A disposición de Unión voy a estar siempre. Yo soy de una familia que es unionista desde que mi abuelo llegó de España y ahora está mi nieto que tiene 3 años que también es parte, entonces en ese sentido no hay problema.

DA: Lo que queda claro es que para este proceso eleccionario no estará pero si lo hará en el próximo...

MM: Eso seguramente, pero no es sólo mi idea. Este es un grupo importante de socios, de directivos de esta comisión y anteriores y también hay chicos y chicas que se incorporaron a la vida de Unión que comparten nuestra posición. Vamos a trabajar en la búsqueda de lo que sean las soluciones para el futuro, pero de ninguna manera vamos a abandonar la vida política de Unión.

DA: ¿Qué puede pasar si se modifica el decreto 1212 en cuanto a la alícuota y a los ítems que se pueden llegar a agregar para los clubes? ¿Cómo les impactaría?

MM: Hay un decreto que ya modificó el sistema 1212 y lo que están haciendo es analizando su implementación y evaluando estas modificaciones. Para los clubes, centralmente, es el pago del porcentaje de aportes personales de los trabajadores, que es del orden del 14% del salario en términos de desembolso económico. Aquellos clubes que tienen colegios en distritos donde las cajas provinciales no fueron transferidas a la Nación, por ejemplo Ciudad Autónoma de Buenos Aires o Mendoza, al salir del decreto 1212 y de su órbita, les crea una dificultad adicional, no así a los que estábamos en distritos donde las cajas son provinciales caso Santa Fe, Córdoba o la provincia de Buenos Aires. Ahí la situación no sufre modificaciones porque este aporte ya se venía haciendo mayoritariamente a la caja de la provincia. En lo que hace a los clubes, la dificultad más fuerte es el ingreso del porcentaje de la retención de aportes personales de los trabajadores.

DA: En cuanto a lo económico, ¿cree que va a ser difícil sostenerse para los clubes si estas negociaciones no prosperan y se modifica?

MM: Depende, la realidad de cada club y la realidad de cada divisional es distinta. Sin duda será un impacto, de esto no hay dudas, se está trabajando para tratar de atenuarlo. También es cierto que es un aporte de los trabajadores lo que se está ingresando, o sea que la ecuación no es sencilla  demanda un trabajo. Sé que desde la AFA están dialogando para tener la mejor solución posible.

DA: ¿Habrá clubes que deberán, quizás, tercerizar sus servicios?

MM: Cada club deberá tener una respuesta distinta en cuanto a este fenómeno. Por ejemplo, no es lo mismo para Vélez, que le cambió por completo el esquema, que para nosotros que ya lo teníamos en la provincia de Santa Fe y ya le aportábamos a la caja de la provincia. Son realidades completamente distintas. Sin dudas para los clubes tendrá un impacto, pero no te puedo precisar cuánto porque no tengo el dato. El común denominador es el 14% de los aportes personales y el segundo paso es el tema de los clubes. Después, por supuesto, será el tema de AFA, que tendría alteraciones distintas porque se gravarán cosas que antes no entraban.