(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Ni ganándole 2-0 a su clásico rival, Huracán puede tener paz. En el entretiempo del clásico porteño, el árbitro del cotejo, Fernando Espinoza, denunció que recibió la visita/apriete de una delegación de varios directivos del elenco local, encabezado por Alejandro Nadur, el presidente de la institución.

La frase del mandamás del elenco de Parque Patricios, a los gritos, no incluyó insultos, pero le quiso marcar al árbitro que le estaba pitando mucho en contra a su equipo: "Espinoza, que me estas haciendo, no me cobraste dos penales y me estas metiendo en un arco".

 

TNT Sports LA on Twitter

 

En el primer tiempo el "Globo" recibió cinco amarillas y para el mandamás del club fue mucho y acusó al "pito" de inclinar la cancha. ¿Qué dice Nadur? Que jamás entró al vestuario. Y eso es real, pero es un tecnicismo: el "apriete", como lo calificó el juez en su informe, ocurrió en la antesala del vestuario. No fue adentro, pero casi y fue en el entretiempo de un partido. 

Ahora, según pudo averiguar "Doble Amarilla", a Nadur le esperaría una severa sanción, con varios meses de suspensión y al imposibilidad de ejercer su cargo de tesorero en el Comité Ejecutivo de AFA. Termina así una semana complicadísima para el titular del "Globo" que también tuvo problemas en sus negocios personales. 

Según pudo saber "Doble Amarilla", todo lo ocurrido en la cancha de Huracán, que Espinoza relató tras la finalización del clásico, se tratará directamente a través del "Tribunal de Disciplina" de la AFA porque se basa en el informe del árbitro. En paralelo, estará el informe de la contravención que elevó el fiscal. Ese informe será trasladado por Superliga a la AFA, para así cerrar el circuito informativo del incidente.