(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) La pelota no rueda y nadie sabe a ciencia cierta cuándo volverá a rodar. Mientras, los dirigentes continúan activos intentando hacer frente no sólo al Coronavirus, sino también a las consecuencias económicas que trae para las instituciones y que pueden ser letales.

Como ya contó Doble Amarilla, la Primera División reactivó el grupo de WhatsApp de presidentes. Desde el martes, se vienen planteando varias cuestiones que preocupan a los dirigentes. Ese día, Marcelo Tinelli, titular de la Superliga y futuro mandamás de la Liga Profesional, encabezó una teleconferencia con la mesa chica de la SAF para determinar una estrategia de trabajo ante la emergencia económica.

En la reunión virtual, se acordó delinear un documento con los ítems más urgentes para sobrevivir a la pandemia y armar una mesa de trabajo con AFA para que lidere el diálogo con los otros dos actores centrales con los que se deberán negociar: el Gobierno y Agremiados.

Doble Amarilla accedió a ese documento que tiene 9 puntos centrales y que desde la semana que viene se empezarán a negociar. Cabe aclarar que todas estas propuestas serían aplicadas desde el mes de la suspensión y hasta tanto se restablezcan las condiciones normales habituales de la industria.

 

LOS PUNTOS:

1) Suspensión del artículo 13 y concordantes del CCT 557/09: Se trata del artículo que hace referencia a las remuneraciones, salarios y premios básicos. En su apartado b), marca que "ante la falta de pago de un mes de sueldo o uno de los premios pactados o una parte de la prima o del sueldo anual complementario o de cualquier otro rubro remuneratorio", el futbolista, por sí mismo o por intermedio de Agremiados, intimará al club el pago dentro de los dos días hábiles. Si dentro de dicho plazo el club no deposita la totalidad de lo adeudado, "el futbolista podrá dar por resuelto su contrato por culpa del club". Los dirigentes quieren evitar que, si no pueden pagarle a un jugador, estos se consideren automáticamente libres y puedan marcharse a otro club.

2) Suspensión de la "inhibición" de Agremiados para contratar nuevos jugadores por deudas: los dirigentes quieren que se le levante la sanción a los clubes que estén sancionados o inhibidos por adeudar dinero o que no se aplique por deudas generadas en este período irregular. De esa manera, podrán incorporar o vender y hacer frente a la situación financiera de emergencia que ocasiona el Coronavirus.

3) Financiación de todos los pagos pendientes (si los hubiera a la firma del acuerdo) en hasta doce cuotas mensuales: La intención de los directivos es que, de existir sueldos adeudados, se prorrateen a un máximo de 12 pagos mensuales.

4) Planteo de una quita de un porcentaje de los salarios: Por cómo viene la mano, los clubes no podrán hacer frente a los salarios de los futbolistas, más ahora que los ingresos continúan cayendo y es difícil encontrar nuevas formas de financiación. De hecho, FIFA reconoció que la pandemia va a afectar la economía de los clubes del mundo y se puso al frente de un pedido de rebaja salarial de hasta un 50%. Dirigentes ya planifican alternativas para negociarlas con Sergio Marchi, titular de Agremiados.

5) Evaluación de contratos y cláusulas en función del final de la cuarentena: Jugadores con vínculos que vencen el próximo 30 de junio (incluidos préstamos), pagos atados a objetivos, renovación de contratos. Todos los temas deberán ser puestos a consideración a sabiendas de que no se sabe cuándo regresa el fútbol. Y, principalmente, cuando culmina el aislamiento, que seguramente será extendido hasta mediados (y quizá finales) de abril.

6) Financiación de nóminas salariales durante el período que dure la cuarentena, abonado en forma directa al empleado: Los clubes también solicitan dinero para pagar el sueldo de todos sus empleados, en este caso, no deportivos. La intención es conseguir algún tipo de financiación para hacer frente al pago de dichas nóminas salariales.

7) Suspensión de pago de cargas sociales, aportes patronales y retrotraer obligaciones del Decreto 1212 vigentes al 31 de diciembre pasado: El Gobierno reglamentó cambios al Decreto 1212 que se hicieron durante la gestión de Mauricio Macri, quitándole un beneficio al fútbol. La intención dirigencial es que se retrotraiga la situación para darle plena vigencia al Decreto 1212. Además, se pedirá el beneficio al que ya accedieron otras industrias en crisis para no pagar durante este período cargas sociales y aportes patronales.

8) Líneas de crédito blandas para abonar deudas contraídas por la crisis: En las últimas horas, el Banco Nación anunció que dará créditos con condiciones muy favorables para las empresas que deban pagar los sueldos. Algo similar pretenden los clubes: sacar créditos a largo plazo y, como prestatarios, tener un bajo interés mientras regeneran sus economías.

9) Planes especiales para deudas AFIP y suspensión de ejecuciones por 180 días: No son pocos los clubes que tienen una situación de deuda con el fisco. Se buscará trabajar con la entidad que preside Mercedes Marcó del Pont ya sea en la posibilidad de una moratoria que otorgue quita y plazos de pago como también la posibilidad de que se suspendan al menos por 6 meses las ejecuciones fiscales.