(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Un lamentable episodio tuvo lugar tras el final del caliente Independiente-Boca que se disputó en Avellaneda. Aparte del polémico encuentro, que contó con un controversial arbitraje de Darío Herrera y una demora antes del segundo tiempo por una bandera contra Conmebol que Aprevide no detectó en el operativo previo, luego de la culminación del partido se dio otra vergonzosa situación: hinchas ubicados debajo de las cabinas de prensa agredieron a periodistas.

El equipo de transmisión agredido pertenece al programa Gol de Vestuario, que se emite por Radio Cadena Uno AM 1240 y por El Mundo AM 1070. Algunos inadaptados, calientes por el resultado del partido y por el desempeño de Herrera, descargaron toda su ira y furia con los periodistas, que recibieron insultos y agravios. Antonella Luna, una de las agredidas, habló con Doble Amarilla y relató lo sucedido.

''Fue un momento lamentable. Yo fui a dejar los handys después de terminar la transmisión y había un chico que estaba terminando de relatar. Primero, los hinchas lo empezaron a agredir a él. El relator de nuestra transmisión intercedió y les dijo que se calmen, que estaba trabajando. Ahí se empezaron a sacar y a decir de todo, yo quedé en el medio y les pedía que se vayan'', contó.

 

Antonella Luna on Twitter

 

''Fue cada vez peor, me empezaron a decir de todo y yo no les daba importancia. Les decía que se vayan. Hasta que uno de los tantos, que era gente grande que hace rato va a la platea, me empezó a gritar '¡Y vos pendeja de mierda, correte, porque sino...!' y me hizo el gesto con la mano de que me iba a pegar. Los que estaban alrededor lo miraban y le decían que se calmara''siguió la periodista.

''No tenía sentido lo que estaban haciendo. Estaban enojados por un arbitraje espantoso, pero los periodistas no tenemos nada que ver. Fue un caos, minutos duros en los que gritaban que no íbamos a salir vivos y que eran los dueños de la cancha. Nunca le falté el respeto a ninguno, solo les pedí que se vayan. Me asusté cuando amagaron a pegarme, me angustió la situación'', cerró Luna respecto al hecho.

 

Маtias Martin on Twitter

 

A su vez, la periodista contó que ningún efectivo de Seguridad intercedió en la situación: ''Gente de seguridad no había, no había policías. Los que estaban miraban desde abajo, nada más. La denuncia no la hicimos ni la vamos a hacer, son hinchas que nunca van a identificar'', explicó. Un hecho lamentable y repudiable.