(De la redacción de DOBLE AMARILLA) En pleno duelo entre Boca y Lanús en la Bombonera, Cristian Pavón fue a buscar la pelota con un planchazo a la altura del cuello de Tomás Belmonte. El juvenil se acercó a pedirle una explicación al árbitro Patricio Loustau que, según declaraciones del jugador 'granate' le sugirió que no se queje y que disfrute de jugar en la Bombonera.

"Le reclamo al árbitro por la jugada y me dijo que no reclame, que soy un pibe, que no me queje y que disfrute de jugar en La Bombonera porque es único", relató el jugador de 20 años, tras el encuentro.

Luego de exhibir los raspones que tenía en el cuello y relató: "La verdad es que le digo... mirá como me dejó el cuello, todo marcado y lastimado. Pero bueno, son cosas del fútbol, hay que seguir para adelante y trabajando cada día más".

 

TNT Sports LA on Twitter