(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Sheila Stanolli fue noticia el pasado jueves por interrumpir abruptamente el partido entre Rosario Central y River que se disputó en el Gigante de Arroyito. En aquel encuentro, la joven irrumpió y se llevó todas las luces, pintada con los colores del Canalla, de Newell's, de River y de Boca y con la supuesta intención de brindar un mensaje de ''no violencia''. Desde la dirigencia de Rosario Central se mostraron furiosos con la actitud de Stanolli, que pretendía darse a conocer para ser llamada en Bailando por un Sueño, programa conducido por Marcelo Tinelli.

''Al final no quería dar ningún mensaje. Quería promocionarse para ir al Bailando Uso al club y lo expuso a una eventual sanción. Ojalá que Marcelo Tinelli no la convoque. Así evitamos que estas conductas individualistas perjudiciales para las instituciones se repitan'', indicó Martín Lucero, vicepresidente segundo de la institución, enfadado en su cuenta de Twitter.

 

Tincho Lucero λ 🇺🇦 on Twitter